¿En qué te tienes que fijar cuando vas a comprar un coche?

Las nuevas tecnologías te lo ponen muy fácil a la hora de comprar un coche de segunda mano. Existe una gran variedad, y unos precios increíbles. Si tienes suerte, puedes hacerte con algún que otro chollo. Por ejemplo, no sería raro encontrarse con un mercedes de segunda mano a un coste realmente único.

No obstante, podemos cometer algunos errores básicos que nos harían perder nuestro tiempo y dinero.

Para ayudarte con esto, te hemos preparado un listado de los criterios más importantes para elegir un coche.

Consideraciones a la hora de comprar un coche

Piensa en el futuro

Uno de los errores más habituales a la hora de comprar un coche es pensar en las necesidades que tenemos en este momento, pero no en las que tendremos en el futuro.

Y es que un vehículo es una inversión muy importante, ya que la idea es que te duré un tiempo mínimo comprendido entre los 5 y los 9 años.

Como ya te puedes imaginar, durante ese tiempo pueden pasar muchas cosas: por ejemplo, puede que quieras tener hijos, que lo necesites para cuidar a tus padres mayores.

Es mejor tener una cierta previsión de futuro antes de hacer una inversión tan importante.

Establece un presupuesto

Es muy importante establecer una cuantía máxima a gastar. No tiene ningún sentido ponerse a comparar entre diferentes modelos que no vas a poder pagar. Y es que esto te va a servir para perder un tiempo que no tienes.

Lo más interesante es pensar en un precio máximo y adaptarnos al mimo lo máximo que podamos. Si encontramos algún modelo que excede este presupuesto, pero merece la pena, lo estudiaremos para ver de que forma lo podemos pagar.

Existen diferentes formas de pedir financiación, pero es importante saber lo que se está haciendo, los intereses que se van a afrontar, así como cualquier otro tipo de dato.

Revisa completamente el vehículo

  • Empieza haciendo una revisión por la documentación para comprobar que, efectivamente, el coche se puede vender. También tienes la opción de solicitar lo que se conoce como un “informe sobre el vehículo” para determinar si tiene algún tipo de carga.
  • En cuanto al exterior se refiere, debes comprobar si tiene algún tipo de golpe que se ha intentado difuminar de alguna manera. Esto se puede saber comprobando si hay diferencias de color entre las diferentes partes de la carrocería.
  • En el interior vamos a revisar si los cinturones funcionan bien, si los asientos están en buen estado. Aquí podemos usar un truco, que es levantar las alfombrillas para ver si hay restos de cristales; esto nos indicaría que en algún momento se han estropeado y que los que hay ahora son otros.
  • No se te puede olvidar revisar la mecánica: te interesa conocer el estado de la radio, el climatizador, los neumáticos, si la dirección gira adecuadamente, el estado en el que se encuentran los discos de freno, entre otras eventualidades.

Estos 3 criterios son clave para comprar un coche.

¿Te gustó este artículo?