Guía para elegir los mejores monitores de 24 pulgadas 2017

Para poder disfrutar de una buena experiencia con el ordenador, tanto como si lo usamos para trabajar, para ocio, cómo simplemente para pasar el rato, necesitaremos de un monitor de gran calidad (sobretodo en el caso de que vayamos a pasar sentados delante de él mucho tiempo).

Guía de compra

En el mercado podemos encontrar monitores de diferentes dimensiones, siendo los de 24’’ la mejor opción; son bastante grandes, pero no tantos como una pantalla de TV, por lo que se adaptan a la perfección a cualquier condición de espacio. Hoy en día elegir un monitor de menos de 20’’ no se recomienda, más que nada porque los contenidos podrían no caber, perdiéndonos gran parte de la experiencia.

Podemos encontrar marcas como LG, BenQ, Asus, Acer o Samsung siendo las mejores a la hora de comercializar monitores de 24’’.

Si no sabes en lo que basarte para comprar un buen monitor de 24 pulgadas, nosotros hemos preparado esta completa guía que te va a venir estupendamente.

 

Comparativa: los mejores monitores de PC de 24’’

Monitor Acer PRedator GN246HLB

 

Empezamos nuestra comparativa para encontrar el mejor monitor de 24 pulgadas con este modelo de la marca Acer.

Su principal característica es que ha sido confeccionado con tecnología FHD, logrando una muy buena nitidez y una visualización increíble. Tiene una frecuencia de actualización de 144Hz, ayudándonos a evitar que se nos pueda cansar la vista.

En cuanto a las conexiones que nos ofrece, cuenta con conexión HDMI, DVI, incluso VGA para tarjetas gráficas algo antiguas. También tiene salida para audio.

Es importante tener en cuenta que dispone de todos los cables para adaptarse a los supuestos anteriores, menos el HDMI que habrá que comprarlo aparte.

Si lo queremos adaptar a la pared, será tan sencillo como comprar un adaptador del tipo Vesa 100 x 100.

Otra de sus claves más especiales, la cuál destacan las opiniones de los usuarios cuando quieren comprar un monitor de 24’’, es que trabaja con tecnología 3D, funcionando a la perfección con tarjetas nVidia o relacionadas.

Se puede inclinar en un ángulo de entre los 5-15º, pesa 3,5kg y mide exactamente 56,5 cm x 2,4 cm x 4 cm. Además, la máxima resolución que permite es 1920 x 1080 píxeles.

 

Opinión del cliente

 

Lo que más me interesaba de este monitor era su frecuencia de refresco, y es que estaba quedándome ciego con la pantalla de 75Hz que tenía (aunque era de 24’’ también).

Para que luego digan que no se nota… se me cansa mucho menos la vista. Además, tiene un brillo muy elevado que se puede regular a nuestro antojo, otra de las claves de su éxito.

Tenía como presupuesto un máximo de 300€; me aproveché de una oferta que había disponible y me lo lleve a casa por unos 260€.

Última actualización: diciembre 12, 2017 4:36 pm

 

Monitor 24’’ Asus MG248Q

Nuestra siguiente propuesta de la lista es este elegante monitor que ha sido pensado para poder darle un uso extremo, como para gaming, o para labores de diseño gráfico, entre muchas otras.

Una de sus claves principales es que su tiempo de respuesta es muy ajustado, de tan solo 1ms. En cuando a su frecuencia de funcionamiento tiene la misma que el modelo anterior, 144hz. De esta forma, seguro que se adapta a lo que has estado buscando.

Por otra parte, sabemos que ha sido diseñado para darnos la mejor experiencia en juegos cuando descubrimos que trabaja con tecnología Game Visual y Free Sync; ayudando a conseguir que las imágenes se vean muy fluidas, evitando estelas y halos.

A diferencia de otros monitores de 24’’, este si que incluye el cable HDMI y hasta un cable USB con tipología 3.0.

Su ángulo de visión es de 170º (en horizontal) -160º (en vertical), pesa 7kg, mide 55,6 cm x 27,6 cm x 54,2cm, tiene una resolución de pantalla de un máximo de 1920 x 1080 píxeles y para funcionar tan solo necesita de 65 vatios.

Cómo puedes ver, este monitor de 24 pulgadas de Asus es una opción más que recomendable.

Opinión del cliente

 

Lo compré hace un mes, pero no he hecho la review hasta ahora porque quería comprobar si realmente cumplía con lo que promete.

Es muy fácil de configurar, tiene tecnología antiparpadeo que evita problemas para cuando lo uses todo el día y está muy bien de precio.

Si se le puede poner alguna pega, hay que decir que la versión de HDMI es de 1,4, lo que no te permite disfrutar de contenido 4K. En mi caso no importaba demasiado, ya que mi tarjeta gráfica no puede conseguir esa calidad ni de coña.

Aunque su precio es algo superior a la mayoría de los monitores de 24’’, creo que sale a cuentas.

Última actualización: diciembre 12, 2017 4:36 pm

 

Monitor LG 24M38A-B

 

Este modelo de monitor de 24’’ es de una gama algo más baja; la principal restricción con la que nos encontramos es que tan solo dispone de una conexión VGA, no tiene HDMI ni DVI.

Es un tipo de monitor pensado para equipos algo antiguos, que no cuenten con otro puerto. Por ejemplo, puede ser una buena opción para montar una oficina, o para renovar el equipo de la misma.

Nos ofrece un ángulo de visión de 170/160º, se puede inclinar en un ángulo de entre 5-20º, la peana es desmontable (por si lo queremos colocar en la pared) y nos ofrece una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles.

Además, sus dimensiones son de 55,6 cm x 5,6 cm x 34,4 cm y tiene un peso de 2,6kg.

Opinión del cliente

 

Barato, económico y funcional.

Es el monitor perfecto para personas que no buscan unas elevadas prestaciones, pero si un precio ajustado.

LG 24M38A-B.AEU - Monitor profesional de 23.6 ", color negro

41 Nuevo Desde € 121,91
5 Usado Desde € 95,52
amazon.es
135,00
122,99
Envío gratuito
Última actualización: diciembre 12, 2017 4:36 pm

 

Monitor 24’’ BenQ 9H-L7ALA-FPE

El siguiente modelo es este de la marca BenQ  que es de los más baratos que vas a encontrar en esta lista de los mejores monitores de 24’’.

Lo primero que tenemos que saber sobre él es que dispone de un puerto VGA y otro DVI. Sin embargo, no tiene HDMI. Aunque no es lo mismo, en el caso de que nuestra tarjeta gráfica tan solo tenga HDMI, podemos utilizar un adaptador para que funcione sin problema.

Una de las características clave que tenemos que considerar sobre este monitor es que tiene un tiempo de respuesta muy reducido, de tan solo 5ms.

Opera con un ancho de banda de vídeo de 205 MHz, su tipo de panel de TN, tiene un nivel de admisión de color de 16,7 millones de colores y admite una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles.

En cuanto a sus dimensiones son de 57,9 cm x 17,9 cm x 42,6cm (60,96cm, de dimensión de pantalla) y pesa 4,1kg.

 

Opinión del cliente

 

Buscaba un monitor que me diera buena calidad, pero con un precio que no fuera mayor a los 150-160€. Después de ver varias opiniones sobre monitores de 24’’, me decidí por esta sin ningún tipo de duda.

Cumple con lo que promete; me vale para jugar y para trabajar.

Última actualización: diciembre 12, 2017 4:36 pm

 

Monitor Samsung S24DH300H

Llegando casi al final de esta comparativa, nos encontramos con este otro tipo de monitor de 24 pulgadas de la marca Samsung. Es Full HD, pudiendo hacerte disfrutar de tus contenidos con la más alta calidad posible. Además, con su tiempo de respuesta de tan solo 2ms, podemos estar seguros de que no se formarán ni halos ni ningún tipo de problema cuando las imágenes sean veloces.

Tiene un puerto HDMI y otro VGA para sistemas antiguos. Es importante tener en cuenta que no tiene cable HDMI, por lo que habrá que comprarlo aparte.

Tiene un peso de 2,8kg, unas dimensiones de 56,96 cm x 5,4 cm x 4,2 cm y admite una resolución de pantalla máxima de 1920 x 1080 píxeles.

 

Opinión del cliente

 

Calidad de imagen: Muy buena.

Facilidad de manipular sus ajustes: Óptima.

Ideal para uso en videojuegos: Si

Por estas tres máximas se ha convertido en el mejor monitor que he usado hasta la fecha.

169,00
Envío gratuito
Última actualización: diciembre 12, 2017 4:36 pm

 

Monitor BenQ GW2470H

Y terminamos con este monitor que, aunque es cierto que no llega a las 24’’, si que se queda a las puertas al alcanzar las 23,8’’.

¿Qué porque te tendrías que decantar por este monitor de 24 pulgadas? Pues porque, aunque no siempre, es habitual verlo con una rebaja que a veces llega hasta al valor de un 50% del precio original. Es decir, que por unos 140€ más o menos podemos hacernos con un monitor que suele costar casi los 300€.

Una de las claves de su éxito, además del precio del monitor de 24’’, es que dispone de un diseño muy moderno, pensado para poder adaptarse a cualquier tipo de espacio. Además, cuenta con una serie de detalles impactantes que ayudarán a mejorar la imagen de una forma más que considerable.

Tiene una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles, funciona con un tiempo de respuesta de 4ms, y tiene un tipo de calidad full HD.

Además, funciona con dos puertos HDMI con tipología 1.4. Por si acaso tenemos un sistema antiguo, también tiene conexión VGA.

En este caso si que se incluye el cable HDMI.

Admite una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles, tiene unas dimensiones exactas de 55,3 cm x 5,1 cm x 32,9 cm y pesa 4kg.

 

Opinión del cliente

 

Al igual que la mayoría de los dispositivos de la marca BENQ, cuenta con una calidad de lo más considerable. Tiene una calidad de pantalla excelente, no lleva altavoces aunque si que tiene salida de auriculares.

Su soporte parece muy resistente y su precio es bastante ajustado.

Le he puesto una valoración de 5 estrellas en Amazon, que es dónde la he comprado.

240,79
135,00
Envío gratuito
Última actualización: diciembre 12, 2017 4:36 pm

 

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar un monitor de 24 pulgadas

Lógicamente, lo primero que necesitaríamos saber es el tamaño de la pantalla, y determinar si con 24’’ nos basta. Para ello deberías de preguntarte que tipo de contenido vas a reproducir; probablemente, si lo vamos a usar para trabajar con hojas de cálculo, para escribir, para hacer cuentas… con estas dimensiones serán más que suficiente.

Pero si trabajamos en el ámbito del diseño gráfico, en la videoedición, en el diseño en 3D o nos apasiona el mundo gammers, quizá no nos base una pantalla de 24’’, y elegir una más grande no sea demasiado productivo. En este caso tenemos la posibilidad de usar dos pantallas de PC, pero esto es algo que veremos más detalladamente en puntos siguientes.

Estos son los principales criterios que deberíamos de sopesar para la compra del monitor:

Resolución: Con la resolución nos referimos a la cantidad de píxeles que va a tener el monitor (ancho x alto), y determinará la nitidez del dispositivo, así como la amplitud que tendremos para trabajar. Para poder expresar la resolución se medirá en dos números con el mismo formato que hemos comentado en las líneas anteriores. Hoy en día no se recomienda trabajar con una resolución que sea inferior a los 768 x 576 (PAL), porque probablemente tengamos problemas con ciertos contenidos.

Estas son las resoluciones más habituales hoy en día:

1280 x 1024 (SXGA)

-1280 X 854

-1280 X 960

-1400 X 1050 (SXGA+)

-1600 X 1200 (UXGA)

-2048 X 1080 (2K)

-2048 X 1536 (QXGA)

-2560 X 1600 (WQXGA)

-2560 X 2048 (QSXGA)

También es importante tener en cuenta que la resolución se asocia con el tamaño.

Por ejemplo, una resolución de 1920 píxeles de ancho, aplicada en una pantalla de 24’’, no se verá igual que en una de 20’’. En la primera situación tendremos una mejor nitidez.

El concepto de PPI (Píxeles por pulgadas), es un valor que relaciona la resolución con las dimensiones, y que se refiere a la cantidad de píxeles que caben en un cuadrado de una pulgada de lado.

Cuanto más alto suele ser el valor de PPI, mejor es la resolución

Te recomendamos que compres una pantalla de 24’’ con una resolución de un mínimo de 1920 x 1080 píxeles (que es la equivalente a la de un BluRay)

 

Tarjeta gráfica: La tarjeta gráfica también tiene mucho que decir antes de comprarnos un monitor. Muchas personas se lanzan a por la calidad 4k en un monitor sin ningún tipo de duda, ya que, hasta que aparezcan los monitores de 8K, son las más potentes. Sin embargo, es posible que la tarjeta no sea compatible con una calidad tan elevada, por lo que estaríamos tirando el dinero.

La cruda realidad es que la mayor parte de las tarjetas gráficas actuales, incluso las de alta gama, no están preparadas para mover una validad de 4K UHD (que es el equivalente a una resolución de 3840 x 2160 píxeles). Si ejecutas un juego con esa calidad, seguramente va a tener que estar reduciendo tasa de frames o ciertas prestaciones.

Resolución nativa: Este término hace referencia a la resolución real del monitor de 24 pulgadas, la resolución (medida en A x B) que ofrece una mayor calidad, así como una buena nitidez. Algunos monitores ofrecen una resolución muy elevada, pero los píxeles que necesita para lograrla son emulados mediante técnica de escalados; es decir, que no son reales, lo que perjudicará de una forma muy seria al resultado final.

Relación de aspecto ratio: Para que lo entendamos, se refiere a la proporción de medidas del monitor de 24’’. Este criterio está relacionado con la resolución.

-Por ejemplo, los monitores que consiguen llegar a la resolución de 1920 x 1080 píxeles suelen tener una proporción de aspecto ratio de 16:10 o de 16:9.

-Aquellos que tienen una resolución de 1600 x 1200 píxeles, su proporción de aspecto ratio es de 4:3.

Existen algunos contenidos que están diseñados para un cierto aspecto ratio: por ejemplo, las películas suelen usar un formato con una buena panorámica para poder apreciar todos los detalles; en este caso, el ratio suele ser de 1.85:1 / 2.39:1. Esto explica porque muchas veces tenemos que disfrutar de ciertas películas con las clásicas bandas negras situadas arriba y debajo de la pantalla.

Si quieres comprar un monitor de 24’’ panorámico, debes de saber que es una buena opción para disfrutar del cine… pero quizá no tanto de los videojuegos, ya que los podría llegar a deformar.

Tipo de panel: El panel es la tecnología de carácter LCD que se usa para dar forma a la imagen que visualizamos. Existen hasta 3 tipos de diferentes.

-Por un lado tenemos un tipo de panel IPS, que es el más habitual, pero también el más caro. Suelen ofrecer una óptima calidad de imagen, pero los tiempos de respuesta que ofrecen dejan bastante que desear. Dentro de los panales IPS encontramos una pequeña variación, los paneles SPS, que sopesan el problema del tiempo de respuesta, pero también incrementa el coste de una forma más que considerable.

También tenemos tipos de panel VA (Vertical Alignment) y TN (Twisted Neumatic), con ciertas características que deberemos evaluar antes de proceder con la compra.

Iluminación: Por definición, un píxel no es capaz de iluminarse, por lo que, si los monitores de 24’’ tan solo estuvieran formado por ellos, tan solo veríamos un recuadro negro. Es por ello, por lo que necesitan de una forma de obtener energía, y esto lo consiguen a través de una estructura LED. El LED es un tipo de tecnología que emite mucha luz, pero que reduce de forma significativa el calentamiento interno (a diferencia de otros sistemas de iluminación). Ayuda a que la pantalla se ilumine en todos sus rincones, así como a lograr un contraste mucho más interesante. Dentro de la tecnología LED de los monitores de 24’’, nos encontramos con estas clasificaciones.

-La mayoría de los monitores usan Edge Led; en este caso, los LEDs se caracterizan por poder iluminar toda la pantalla, pariendo de los bordes. Esto es posible gracias a que integra un panel difusor que es el encargado de hacer la magia.

-Por otra parte, también tenemos la tecnología de Full LED. En este caso, la parte trasera de la pantalla se ilumina con los LEDs. La idea es lograr una mayor potencia de luz y, además, conseguir repartirla mucho mejor.

-Por último tenemos el tipo de iluminación local diming que es muy parecida a la que hemos comentado anteriormente, pero con una tecnología mejorada. Ayuda a ir apagando ciertas zonas para que el contraste pueda ser mucho más homogéneo.

-Más raros son los monitores OLED (los cuáles funcionan con tecnología AMOLED/P-OLED). Esta tecnología se caracteriza por dividir cada LED de manera independiente, que funcionen de forma autónoma unos de otros. De esta manera, cada uno de ellos se puede apagar o encender con un mayor control. Otra de sus ventajas es que pueden conseguir una intensidad de color muy más característica. Si te estás preguntando porque no todos los monitores de 24’’ se comercializan con este tipo de tecnología, debes de saber que son bastante más caros y complicados de encontrar.

Ajustes de contraste y de brillo: Estos dos valores se asocian con la emisión de iluminación que el monitor es capaz de proporcionarnos, midiéndose en CD/^2 (candelas por m^2).

La iluminación que recibimos determinará la experiencia que vamos a tener cuando estamos frente a un ordenador.

 

Cuidado con operar con una iluminación excesivamente alta, ya que podría afectar a nuestra vista, produciendo problemas importantes en el futuro.

La iluminación no es tan importante en un monitor de 24’’, como lo puede ser en la pantalla de una Tablet o de un teléfono móvil. Y es que raramente usaremos el PC en un lugar en dónde no haya luz, o dónde la iluminación del sol sea extrema.

Sin embargo, el contraste si que es muy importante. El problema es que estamos hablando de un tipo de ajuste que no tiene ningún estándar de regulación. En otras palabras, que cada fabricante lo ajustará de la forma en la que mejor le parezca para vender más. En este punto nos encontramos con dos tipos de contraste:

-Por un lado tenemos el contraste real que, si nos ajustamos a la definición de manera estructura, nos debería de dar la diferencia que existe entre el píxel que más se ilumina en la pantalla, y el que menos lo hace, en un determinado espacio de tiempo (entre píxeles blancos y negros). El valor de contraste dependerá del tipo de panel que tenga el monitor de 2’’. El contrate real nos indica el número de veces que el píxel más luminoso lo es en comparación con el que tiene menos luminosidad. Si no nos hemos enterado de esto, tan solo asegúrate de que este valor no descienda de los 1.000:1.

-Para complicar un poco más este tema (ya de por si complicado), también nos encontramos con el valor del contraste dinámico. A diferencia del concepto anterior, no mide la variación que existe entre los píxeles más o menos luminosos de blancos y negros, si no que lo hace en píxeles grises. Por esta razón, podemos encontrar valores tan dispares como 50.000:1 / 100.000:1… La teoría nos dice que el propósito del “contraste dinámico” es ayudarnos a mejorar la imagen, pero lo cierto es que no se suele apreciar demasiado, aun habiendo diferencias significativas entre los diferentes valores.

 

Para no complicarnos demasiado a la hora de comprar el monitor, siempre podemos evaluar las opiniones. En páginas como Amazon podemos encontrar con clientes que ya han probado monitores de 24’’ y nos dan la opinión que tienen sobre la compra y el uso.

 

Siempre que sea posible, intenta ver en funcionamiento el monitor (ya sea en un establecimiento físico, aunque luego lo compres por Internet, o bien a través de algún que otro vídeo por Internet.

 

Recuerda: El ajuste del brillo y del contraste dependerá de las condiciones del entorno; la luz del ambiente se puede cargar algunos detalles del contenido en cuestión (esto explica, por ejemplo, que en los cines se apaguen las luces). Si ajustamos los valores del brillo y contraste en relación con las condiciones del entorno, lograremos los mejores resultados.

 

Tiempo de respuesta: Al comprar monitores de 24’’, el tiempo de respuesta también es muy importante, aunque nos puede llevar a engaño. La teoría nos dice que es un valor que hace referencia al tiempo que un píxel necesitará para poder variar de un color blanco a un color negro. Sin embargo, de la misma manera que ocurre con el contraste, no existe una medida universal que lo regule, por lo que cada fabricante lo medirá como quiera (por ejemplo, lo puede medir entre dos colores iguales de píxeles, entre grises, o entre otros colores).

Por lo general, los monitores de 24’’ rápidos suelen ofrecer un tiempo de respuesta de unos 5 milisegundos más o menos.

En este factor también afecta el tiempo de respuesta y es que, por lo general, son los IPS los que tardan más tiempo en responder (cómo ya hemos comentado en el apartado correspondiente).

Si compramos una pantalla de 24’’ que tarde mucho en responder, los píxeles necesitarán de mucho tiempo para poder cambiar de color, sobre todo cuanto las imágenes se muevan. ¿Y esto que hará? Pues dará lugar a las temidas ralentizaciones o halos, como si el propio flash estuviera corriendo en nuestro monitor y tuviéramos la capacidad para verle en movimiento.

Elegir un monitor con el mínimo tiempo de respuesta posible será algo crucial para cuando estamos hablando de videojuegos o películas, pero no lo es tanto para, por ejemplo, manera bases de datos.

 

Tasa de refresco: Aunque sea imperceptible para nuestros ojos, lo cierto es que la imagen que aparece en la pantalla del monitor se debe de refrescar cada cierto tiempo. El tiempo que tarda se mide en Hz (hercios).

Por ejemplo, si tenemos un monitor con una tasa de refresco de 75Hz, esto nos indicará que, por cada segundo, la imagen se refresca 75 veces.

Vamos a hacer aquí un pequeño stop para sacar a la luz también el concepto de “fotogramas por segundo (FPS)” que es una medida muy similar a la tasa de refresco, pero aplicada a videojuegos.

Para entenderlo, cuando nos referimos a la tasa de refresco, en realidad estamos hablando la velocidad a la que podremos apreciar los FPS que nos ofrece la tarjeta gráfica.

-Por ejemplo, si estamos viendo un vídeo a 30 fps en un monitor de 75Hz, esto nos indicará que cada segundo vamos a ver 30 imágenes (el máximo que nos permite el vídeo), pero que cada uno de estos segundos durará en la pantalla un poco más del doble.

-Otro ejemplo muy característico es el de visualizar un vídeo de 120 FPS en una pantalla que tan solo tiene una tasa de refresco de 75Hz. En este caso, la pantalla de 24’’ tendrá que eliminar frames para poder llegar a los 75.

Sin embargo, este proceso de borrado puede quedar peor o mejor, dependiendo de una serie de criterios.

 

Compra un monitor de 24’’ que tenga una tasa de refresco elevada, así podremos disfrutar de todo tipo de contenido multimedia con la más alta resolución posible.

 

Espacio de color: Este punto tan solo lo deberías de leer si te dedicas al mundo del diseño gráfico, a la videoedición o similares. Por lo general, las pantallas usan un espacio de color del tipo sRGB o RGB, que hace referencia a las tonalidades básicas y genéricas que tienen asignados. Ahora bien, si trabajamos con otros tipos de colores, como CMYK (si trabajamos en diseño gráfico, lo entenderemos), existirán algunas tonalidades que no podrán ser apreciadas.

Desgraciadamente, los monitores de baja gama puede que ni tan siquiera especifiquen el espacio de color en el que pueden llegar a trabajar. Si le vas a dar al monitor de veinticuatro pulgadas un uso profesional, deberías elegir un modelo que te especifique exactamente el espacio de trabajo ene l que trabaja.

Aunque si dominas este mundo ya lo entenderás, no está de más recordar que, en el momento en el que tengas tu nuevo flamante monitor de 24 pulgadas, lo primero que deberías hacer es calibrarlo. Y es que son muchas las marcas las que ajustan las tonalidades para que se muestre muy exageradas, no teniendo nada que ver con la realidad. En el momento en el que lancemos algo a imprimir, nos daremos cuenta de la exagerada diferencia que existe en comparación con lo que estábamos viendo en el monitor.

Tenemos dos formas de calibrar un monitor: O bien con un programa especializado, o bien con un calibrador adicional (estos últimos son más caros, pero más precisos).

Ángulo de vista: Si tuviéramos que comprar una nueva TV, este criterio sería crucial, sobretodo si la vamos a ver con más personas a la vez. Sin embargo, en el caso de un monitor no es tan importante porque, por lo general, solo lo usará una persona al mismo tiempo.

No obstante, como queremos comprar el mejor monitor de 24 pulgadas, es un criterio que también tenemos que sopesar.

Aquí volvemos a tener el mismo problema que ya se nos presentaba con el contraste, y es que no hay manera de medir si el monitor cumple o no con lo que promete. Por ejemplo, existen algunas marcas que aseguran que sus monitores disponen de un ángulo de visión que llega hasta a los 180º… sin embargo, con tan solo movernos unos 70ºC podemos notar que se pierde una importante cantidad de color y de nitidez.

Conexiones: Atrás han quedado las clásicas conexiones VGA que ahora ya no nos conviene. Lo más normal es que apostemos por HDMI. Pero no nos podemos contentar con elegir un monitor que tenga conexión HDMI sin más; dentro de esta tipología podemos encontrar diferentes versiones.

La versión más actualizada es la 2.0, que tiene la característica de poder reproducir con fluidez contenidos en 4K, además de permitir una relación ratio de 21:9.

Si eres uno de los afortunados que tiene una tarjeta gráfica capaz de atreverse con los 4K, pero la conexión de HDMI del monitor no es 2.0, no podremos disfrutar de esta calidad.

Además, también existen otras conexiones que pueden ser importantes como DVI o, incluso, hasta UBS. Encontrar un monitor de 24’’ con puerto USB es raro ahora mismo, pero es posible que en unos meses sea de lo más habitual.

Altavoces: En este punto te vamos a ser sinceros, no te compres un monitor que tenga altavoces porque la calidad que ofrecerán será muy baja, además que calentará en exceso el mecanismo interno siendo más probable que se pueda producir algún malfuncionamiento.

 

Tan solo usa los altavoces del monitor si no tienes otra fuente de sonido a mano. Utiliza siempre altavoces externos para evitar problemas.

 

¿Sintonizador de TV?: Que tenga o no sintonizador de TV dependerá de lo que estés buscando. Si lo vas a usar para ver la televisión en momentos puntuales, y no te puedes contentar con aquellos canales que también ofrecen su programación en streaming, entonces deberías comprarlo.

EN este caso, debes de recordar que también nos hará falta tener una toma de antena.

El problema de los monitores que tienen un sintonizador de TV es que son algo caros… por lo que, si hacemos cálculos, llegaremos a la conclusión de que vale la pena comprar un dispositivo externo que capte la TDT y dejarnos de historias.

Monitor ergonómico: ¿A qué nos referimos cuando hablamos de ergonomía en un monitor? Pues a que se adapte al usuario, y que no tenga que ser este el que se adapte al propio monitor. Nos hace falta que tenga la capacidad de girar a los lados, de permitir ajustes en su altura, de ofrecer una cierta capacidad de inclinación.

¿Monitores en vertical?: Los sistemas operativos nos permiten ajustar una resolución para que la imagen se manifieste en formato vertical, siendo algo muy importante en ciertas tareas de diseño. Si vas a usar un monitor de 24’’ vertical, asegúrate de que el soporte que tiene te permita usarlo de esta manera.

¿Pantallas táctiles?: Los S.O del momento también están preparados para que podamos trabajar con ellos con una pantalla táctil. Estas no son una buena idea para jugar, pero si que lo son para ciertos trabajos o, incluso, para ver películas.

El único problema que tiene comprar un monitor táctil es que su precio se incrementará de una forma muy importante.

 

Las mejores marcas en monitores de 24’’

 

LG

 

LG es una marca asiática que cuenta con una larga serie de monitores a sus espaldas, de diferentes tamaños, con muchas funciones y fabricadas con materiales de gran calidad, por lo que su resistencia al paso del tiempo es más que considerable. A la hora de comprar un monitor de 24 pulgadas de la marca, podemos encontrar algunos sencillos, que los tendremos por un precio de poco más que 100€, y algunos más avanzados que bien podrían llegar a los 300€.

 

Asus

 

Asus también es una buena marca en la que podemos apostar para comprar el monitor. Si echamos un vistazo a la trayectoria de la marca, nos daremos cuenta de que hace unos años no tenían muchos modelos de monitores de 24’’ en stock, pero ahora, debido a la incipiente demanda de los mismos, podemos encontrar una brutalidad de opciones a tener en cuenta. Los monitores de 24’’ Asus han sido diseñados para poder ofrecer una calidad muy interesante, incluso cuando estamos hablando de imágenes con mucho movimiento.

BenQ

 

Aunque BenQ no es una marca tan conocida cómo las anteriores, tampoco hay que perderla de vista. La razón de ello es que ha logrado encontrar el equilibrio exacto entre la calidad y el precio, ofreciéndonos propuestas tecnológicas muy tentadoras, pero sin que nos tengamos que arruinar en la compra de las mismas.

 

Samsung

 

Y terminamos con Samsung que, cómo ya sabes, está considerada de las mejores. Y es que no solamente nos ayudará a encontrar los mejores monitores 24 pulgadas del mercado, si no que también comercializa pantallas de TV, productos para el hogar… Apostar por un monitor Samsung es una apuesta por la calidad y la confianza. Además, en el caso de que podamos tener algún tipo de problema con un dispositivo en cuestión, podemos tramitar la longeva garantía de los diferentes modelos, para recibir una solución prácticamente inmediata.

 

Dependiendo de tus necesidades, es posible que necesites tener dos pantallas; con ellas podrás gestionar mejor tu espacio (por si, por ejemplo, trabajas frente al ordenador mucho tiempo) o, incluso, para ver la TV de fondo mientras juegas. En el caso de que queras comprar dos pantallas, deberías de asegurarte de que estén colocadas a la misma distancia de tus ojos, que sean de la misma resolución y pulgadas y, a poder ser, el mismo modelo.

Diferencias entre monitores LED, LCD y HD

Con el avance de las nuevas tecnologías cada vez tenemos más variaciones que, quizá, no lleguemos del todo a comprender. Esto es algo que nos ocurre a menudo con los televisores: nos venden tan bien todas las características que nos es imposible no comprarlos… sin embargo, la gran mayoría de los consumidores aseguran no entender exactamente lo que van a adquirir.
¿LEC, LCD o HD? ¿Qué diferencias hay entre ellos? Sigue leyendo y lo descubrirás por ti mismo.

Monitores LCD

Estos monitores tienen la característica de poseer una pantalla de carácter retro-iluminada (es decir, necesitan de una fuente de luz fija para poder funcionar). Internamente es un cristal líquido que, a su vez, se divide en pequeños puntos conocidos como píxeles. Esta luz es potenciada a base de la electricidad y con diferentes filtros de color para poder ver el contenido al que estamos acostumbrados.
Tiene menor consumo que una tv  de plasma, mayor variedad de pulgadas, una vida útil de entre 25-30 años. Sin embargo, su tiempo de respuesta no es tan rápido como se desearía.

Monitores LED

Tienen un funcionamiento muy similar a los anteriores solo que en utilizan diodos LED para funcionar.
Tienen un diseño muy delgado consiguiendo reducir aún más el consumo energético que elimina los bordes. Consiguen una tasa de refresco muy elevada que los hacen muy fluidos.
En estos modelos podemos encontrar una gran variedad de televisiones en 3D y las ya conocidas Smart TV.

¿Monitores HD?

Cuando hablamos del concepto HD nos estamos refiriendo a la calidad del televisor, no a un modelo exacto. Son siglas que hacen referencia a High Definition. Nos permite ver contenido con una calidad igual o superior a los 720p como 1080p e, incluso, los nuevos televisores con calidad 4K.

 ¿Por qué deberíamos utilizar pantallas LED?

Versatilidad

Una de sus ventajas más características es que son muy versátiles pudiendo cargar en ellas cualquier tipo de contenido. Tan solo tenemos que conectarlas a un equipo informático con un software determinado. Podremos añadir cualquier tipo de contenido visual que necesitemos: desde fotografías, vídeos, audios…
La idea es la siguiente: desde el primer momento conseguiremos atraer la atención del espectador y, por ende, todo el contenido que aparezca le resultará mucho más interesante.

Máxima nitidez

Otra de sus estupendas ventajas es su nitidez que las hacen visibles desde mucha distancia. Por ejemplo, tal y como hemos comentado anteriormente, son muy útiles si se colocan en eventos deportivos. Debido a su nitidez, cualquier espectador del evento podrá ver todas las jugadas, así como cualquier tipo de contenido, de una forma muy sencilla sin necesidad de que ocupe las principales filas del estadio.

Mínimo consumo

En lo primero en lo que solemos pensar en el momento en el que tenemos estas pantallas gigantes de LED delante nuestra es en lo mucho que van a consumir. Sin embargo, tenemos que recordar que han sido confeccionadas con tecnología LED y que, como tal , emiten la mínima cantidad de calor posible, y la máxima de iluminación.
Es decir que, a pesar de que estén conectadas durante largos intervalos de tiempo, el consumo va a ser siempre el mínimo posible.

Máxima resistencia al paso del tiempo

Precisamente de lo que hemos comentado en el párrafo anterior, lo de la mínima emisión de calor, es lo que hace que la duración sea máxima. A nivel interno, el mecanismo que hace posible que el dispositivo pueda llegar a iluminarse no se fuerza tanto y se consigue una duración que supera incluso en más de 10 años a las pantallas confeccionadas con las tecnologías antiguas que estábamos utilizando hasta ahora.
Aunque en un primer momento la inversión sea un poco alta, debido a todas las ventajas asociadas a su utilización, sabemos que la inversión no la vamos a tardar en recuperar demasiado tiempo.
Ahora ya sabes porque esta tecnología está en auge.

Con esta completa guía podrás hacerte con los mejores monitores de 24’’ del momento

 

 

Última actualización: diciembre 12, 2017 4:36 pm

 

También te ayudamos a elegir

 

El mejor decodificador satélite 2017

Cascos gaming