Guía para elegir cámaras instantáneas

Si queremos comprar una cámara instantánea, tendremos que seguir una serie de criterios para conseguir unos resultados que se adapten a lo que hemos estado buscando.

Primeramente nos tendremos que centrar en analizar tres puntos diferentes:

  • Comodidad: Debes de elegir una cámara con la que te encuentres cómoda, que sea fácil de usar y que puedas cambiar entre todas las opciones sin complicarnos la vida. Debe de tener un buen agarre para que la podamos coger y evitar cualquier tipo de golpe o accidente relacionado.
  • Ten cuidado con obsesionarte con comprar la mejor cámara del mercado, aquella que tenga un mayor número de prestaciones. Debes de saber que no hay cámara mejor que otra, y que hay que evaluar ciertos criterios como el rendimiento global, los materiales con los que se han hecho, las funcionalidades, el diseño. Elige un modelo que se ajuste a lo que has estado buscando.
  • Opiniones: Una buena idea a la hora de elegir cámaras instantáneas es basarnos en las opiniones y testimonios; es decir, en personas que ya hayan podido probar las cámaras y que nos den su opinión sobre ellas. Recuerda que no todas las opiniones son de fiar, pero si que nos podemos hacer una pequeña idea de en todo lo que nos tenemos que basar.

Guía de compra

A continuación, vamos a analizar algunas de las características clave que hay que considerar a la hora de comprar una cámara instantánea:

 Consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir una cámara instantánea

 Resolución de la cámara

 

La calidad de la cámara se mide en megapíxeles (en MP). Este dato se asocia al número de píxeles que se usan para poder dar forma a la imagen. A mayor número de píxeles, mayor calidad. La gran mayoría de las cámaras actuales tienen megapíxeles suficiente para conseguir una muy buena calidad… ahora bien, a veces tienen el problema de que los procesadores no tienen la potencia suficiente para poder tratar las imágenes de la forma en la que debería.

 

 Lente de la cámara

 

Dentro de la lente hay dos características que habrá que sopesar a la hora de comprar cámaras instantáneas

 

 Longitud focal de la lente

 

Esta longitud se mide en milímetros y se refiere a la ampliación que tiene la imagen, así como a su capacidad para poder cubrir la escena. Para que lo podamos entender, mientras va aumentar la longitud focal, mayor extensión podremos capturar.

 

Una lente que es capaz de poder cubrir múltiples longitudes es un objetivo que tenga zoom.

En este ámbito podemos encontrar varias clasificaciones:

-Gran Angular Ultra: tienen la característica de ofrecernos menos de 18mm de longitud focal, siendo una buena opción a la hora de capturar amplias escenas

Gran angular: Comprende un tamaño que oscila entre los 18 y los 30 mm, siendo una buena idea para captar paisajes y fotografías de nivel.

Normal: Cuando nos referimos a una longitud focal normal, el tamaño será de entre 30-70 mm siendo buenos para instantáneas y retratos.

Teleobjetivo: El tamaño es de entre 70 y 300 mm, pudiendo captar fotografías deportivas o retratos de la mano de la más alta calidad posible.

Superteleobjetivo: Por último, teneos este tipo de objetivo con más de 300mm, siendo una buena opción para captar fotografías de naturalezas y deportivas.

 

 Apertura de la lente

 

Por otra parte, también tenemos que considerar el tamaño de la propia apertura ya que es el elemento que va a dejar pasar la luz y que tiene como número identificativo uno con la letra f. A menor número, mayor es la apertura.

En este caso hay que considerar que cuanto más amplia sea la apertura, mayor luz va a dejar pasar y, además, mayor control nos va a dar sorbe la profundidad del campo.

Hay que considerar también lo que se conoce como una lente rápida las cuáles tienen una mayor apertura.

 

Tamaños y tipos de sensores

 

El tamaño hace referimos a las dimensiones que tiene su matriz de foto-receptores, estas serán creadas por los propios píxeles en el momento en el que dan forma a la imagen.

Por lo general, si el sensor es más grande, mayor calidad de fotos puede llegar a conseguir… pero un sensor más grande también necesitará de un lente que lo sea. El problema de esto es que el precio también es más elevado, por lo que harán que el coste de la cámara sea más elevado.

 

Tecnologías a usar

CMOS

 

Es el tipo de sensor más habitual; aquí podemos encontrar una variante a considerar, el tipo de sensor BSI CMOS, siendo popular, sobre todo, en las cámaras compactas, ayudando a conseguir un mayor nivel de sensibilidad teniendo una mínima cantidad de luz.

 

 CCD

Las cámaras instantáneas baratas suelen tener un tipo de sensor modelo CCD, no ofreciendo una calidad de imagen tan buena como la que pueden ofrecer los sensores más caros. Tampoco consiguen un vídeo muy bueno.

 

 Valor de la sensibilidad ISO

 

Cuando hablamos de la sensibilidad ISO, nos referimos al valor de la sensibilidad que tiene la cámara a la luz; a mayor sensibilidad, mejores imágenes conseguirá en condiciones extremas. El problema viene cuando descubrimos que al aumentar la sensibilidad también lo hará el nivel de ruido.

Esto se indica en cada uno de los modelos con una serie de clasificación de rangos.

 

Visor de la cámara 

 

Un modelo de cámara simple no tiene visor, pero si elegimos uno con mayores prestaciones podremos descubrir este útil recurso que puede ayudar a ver la pantalla LCD aunque haga mucho sol.

Podemos encontrar 3 tipos de visores:

 

 TTL

Este tipo nos ofrece una visión directa de toda la escena.

 

EVF

Por su parte, este visor es perfecto a la hora de grabar vídeos, ya que en todo momento podremos saber lo que se está registrando en el visor.

 

 TTL(visores ópticos) en réflex digitales

Los visores ópticos suelen ser la mejor opción para registrar escenas en movimiento, pero tienen la restricción de que solo mostrarán lo que ocurre una vez que se haya grabado, y no mientras.

 

¿Y cómo puedo elegir un bien visor? El truco es basarnos en algunas especificaciones como “ampliación efectiva” o “cobertura del visor”. Si tienes gafas, usa un visor que tenga ajuste de dioptrías.

 Estabilizadores de imagen

Si vamos hacer imágenes en movimiento de forma habitual, una buena es el estabilizador de imágenes. Aquí tenemos dos tipos:

 

Estabilizadores de imágenes situados en la propia cámara vs situados en la lente

 

Lo cierto es que ambas opciones funcionan de una forma bastante parecida, pero si que es cierto que hay algunas diferencias significativas.

Los expertos aseguran que los que están situados en la lente tienen un funcionamiento mucho mejor a la hora de registrar el vídeo pero, por lo general, los otros son más cómodos.

Elegir una cámara barata puede ser un error, sobretodo si necesitamos un estabilizador de nivel. Y es que las muy económicas consiguen el efecto del estabilizador combinando sensibilidad ISO y una elevada velocidad de obturación. Pero esto tiene un problema y es que también podría llegar a aumentar el ruido del resultado… y que no ofrece buenos resultados si no hay mucha luz.

 

 Autonomía

 

Seguro que no queremos que la cámara rápida que hemos comprado se nos vaya a quedar sin batería a la primera de cambio, especialmente si estamos fotografiando algo que tan solo podamos hacer una vez en la vida.

Aquí nos encontramos con las dos opciones de siempre: o bien elegimos pilas, o bien baterías.

La ventaja de las baterías es que suelen durar mucho más, pero tienen el inconveniente de que si no está cargada no podremos hacer nada. Con las pilas será tan sencillo como cambiarlas por otras si se han terminado.

En la propia ficha de producto de las cámaras aparecerá el dado de “número de disparos” para saber aproximadamente cuantas fotografías puede hacer antes de apagarse.

 

 Dato “tasa de disparo continuo”

 

Nos habla de lo que se conoce como “FPS”; es decir, de la cantidad de imágenes que puede capturar la cámara, en segundos. La cámara que vayamos a escoger debería de tener una  alta tasa de FPS, que enfoque de manera automática y, además, tenga buenos valores de ajuste de exposición.

Ahora bien, hay que tener mucho cuidado con este dato porque puede haber engaños. Muchas empresas lo manipulan indicando que es mayor de lo que debería; es por ello por lo que, a la hora de comprar una cámara, deberíamos de analizar si el FPS es el que debería.

 

 Modos

Y, por último, terminamos con los diferentes modos que puede tener una cámara. Si eres un fotógrafo que estás empezando, probablemente te decantarás por el modo “Auto”, ya que no requiere hacer  mucho para conseguir buenas fotos.

Sin embargo, para usar la cámara a nivel profesional nos hará falta utilizar los modos manuales.

 

A continuación, vamos a ver algunos modelos de cámaras Intax, consideradas de las más rápidas que se pueden encontrar, perfectas para hacer una foto en un segundo, y tenerla impresa en la mano en el otro.

 

 ¿Quieres comprar una cámara Intax? Te presentamos los mejores modelos

 Modelo Instax Mini 70

 

Esta estupenda cámara instantánea cuenta con todas las prestaciones que buscaríamos en un modelo profesional, además de una estética muy interesante que la adapta a las últimas modernidades del mercado.

Nos ofrece estas características:
Modo macro: Modo pensado para hacer fotos en primer plano, de 30-60cm de cercanía aproximada.

Modo paisaje: Un modo especialmente diseñado para retratar cualquier tipo de paisaje prestando atención hasta a los más pequeños detalles.

Modo selfie: Esta cámara Intax también permite hacer fotos propias. Regularemos el brillo, la longitud focal, posamos y la tendremos lista.

Todos los ajustes son muy sencillos de llevar a cabo: podremos regular tanto la iluminación como la velocidad del disparo, habilitar el flash… y hasta podremos determinar cuándo queremos que se haga la foto automática cada cierto tiempo.

 

 Opinión del cliente

 

 Tenía la cámara digital lista para el cumpleaños de una amiga, pero la batería falló y no se encendía. Compramos esta cámara en una tienda de fotos que encontramos abierta y, aunque pensábamos que las fotografías serían de mala calidad, nos equivocamos. Además, lo pasamos de miedo pudiendo ver los resultados de la misma en la mano, en el mismo momento.

 

 

 

 

Modelo Instax Mini 8

 

Esta segunda opción es muy ligera, fácil de llevar, cómoda de usar y, además, la podemos usar en toda una gran cantidad de colores diferentes. También tiene un surtido de opciones muy avanzadas, pensadas tanto para iniciados en el mundo de la fotografía, como para avanzados.

Para lograr estos estupendos resultados, cuenta con una lente del tipo Fujinon, ideadas para poder adaptarse a las condiciones del entorno, sabiendo cual es la mejor iluminación en cada momento.

Tiene asociado un valor de velocidad de obturador exacto de 1/60 segundos, lo que ayuda a conseguir una foto muy rápida, a la vez que la ajusta a la vez que evita que se pueda llegar a distorsionar.

Por otra parte, su lente está protegida con capas especiales que le ayudan a impedir la acción agresiva de ciertos agentes como el polvo.

Una cámara instantánea que también deberías de contemplar comprar.

 

 Opinión del cliente

 

 Probablemente la cámara más rápida del mercado, y mira que he probado modelos. Quería una que fuera rápida, pero que no sacrificara en calidad, y esto es precisamente lo que el modelo Instax Mini 8 ofrece.

 

 

 

 Modelo Instax Mini 90

 

 

La tercera opción de esta lista es este característico modelo con un estilo antiguo que nos encanta, pero con funciones muy modernas.

Tiene hasta 4 modos diferentes (Macro, paisaje, niños y fiesta), para conseguir adaptar la fotografía a cualquier tipo de situación. Lleva flash que ayudará a obtener una mayor nitidez cuando se hacen fotos veloces.

Todas las funciones se pueden ir eligiendo con una ruleta situada en un lateral de la estructura, siendo muy fáciles de identificar.

Además de todo lo anterior, una de las ventajas que nos ha llamado la atención es su elevada autonomía, pudiéndola llegar a usar durante mucho tiempo, a sabiendas de que la duración siempre va a ser la máxima posible.

 

 Opinión del cliente

 

 Buscaba una cámara rápida que realmente me diera la mejor calidad, pero había probado muchas y ninguna me terminaba de convencer. Fue probar esta y terminar de convencerme de porque las cámaras Intax son las mejores opciones.

 

 

 Modelo Cámara Polaroid “Snap”

 

Se considera una de las cámaras más populares del mercado, y una de las claves de ello es su elevada velocidad. Puede captar momentos fugaces que ocurra en tu día a día, incluso, puede hacer fotos deportivas de nivel.

Una de sus claves principales es que la podemos conseguir en una serie de colores diferentes para seleccionar aquel modelo que se ajuste  a nuestro estilo.

Esta cámara rápida tiene una calidad máxima asociada de 10MP, pudiendo disfrutar de un elevado nivel de detalle en cualquier fotografía.

Al igual que la propuesta anterior, podremos seleccionar hasta 6 modos diferentes: modo de fotografía B&W, vintage, efectos, o normal. La idea es que todas las funciones sean fáciles de utilizar para que, aunque no tengamos muchos conocimientos de fotografía, las podamos controlar.

Una de las claves de esta cámara Intax es que no necesita ni cartuchos de tinta, ni cintas, ni tóner, ni ningún otro tipo de elemento relacionado, por lo que el mantenimiento es mínimo.

A nivel de dimensiones, tan solo pesa 12 x2,5 x 7,5cm y cuenta con un peso tan ajustado de tan solo 213gr, por lo que es perfecta para poder llevarla a cualquier parte con la mínima molestia asociada.

Le podemos agregar una tarjeta de memoria para incrementar la capacidad de fotografías con las que podemos jugar.

También debes de saber que en tan solo un par de minutos habrás hecho la foto y la tendrás en tus manos. Además, una de las principales características de estas cámaras intax es que se imprimen usando un papel adhesivo, por la que la podemos adaptar a dónde queramos.

 

Opinión del cliente

 

 Lo que más me ha gustado de la cámara es lo mucho que dura, su alta autonomía; me la llevé de excursión por mañana y a la noche todavía le quedaba algo de batería. La recomiendo sin dudarlo.

 

 

 Películas Fujifilm (Papel de revelado)

 

 

Si vamos a comprar una cámara instantánea que sea Intax, también necesitaremos de estas películas para poder hacer las fotografías. Podemos encontrar diferentes tipos de papeles que se adaptarán a lo que nos haga falta.

La principal ventaja de este tipo de papel es que nos ayudará a conseguir un tipo de foto de lo más natural, con unos buenos colores, pensadas para cualquier tipo de situación.

El intervalo de temperatura en el que funciona este tipo de papel es entre 5-40ºC y las podemos encontrar en formato de 10 hojas (aunque, dependiendo del producto, también se puede conseguir en formato de varias hojas).

 

 Opinión del cliente

 

 Películas de calidad, consiguen buenos resultados y cuestan bastante poco. Algunas veces te encuentras con cámaras, cuyas películas cuestan más que las mismas. Pero en este caso merece la pena.

 

Última actualización: diciembre 13, 2017 3:18 pm

 

 Bolsos de transporte para cámaras Instax

 

Si quieres llevar estas cámaras instantáneas siempre protegidas, lo mejor es comprar una bolsa de transporte adecuadas para ellas.  Logran un nivel de protección específica para ciertas zonas, evitando que, por ejemplo, si se produce algún tipo de impacto, este no se pueda trasladar a la estructura de la cámara.

Además, tienen la ventaja de que en ellas se pueden introducir algunos accesorios como películas o filtros.

Cómo hay varios modelos de cámaras Instax, también podemos encontrar diferentes modelos de bolsos de transporte, para que podamos encontrar aquellos que más nos llamen la atención.

Elegir un bolso de transporte adecuado puede ser la clave para incrementar el tiempo de vida útil de la cámara en cuestión.

 

 Opinión del cliente

 

 Uno de los problemas que tienen algunas de las cámaras del mercado es que, a pesar de que encuentras toda una gran cantidad de accesorios para las mismas, no suelen haber muchos bolsos de transporte que realmente se adapten a ellas (puede que tengas que elegir una universal y adaptarla más o menos). Me sorprendí de ver tanta variedad de bolsos de transporte para cámaras Instax y, por supuesto, cogí el que más me gustaba.

Filtros instax mini 8 

 

Si no tenemos muchos conocimientos sobre fotografía, cambiar un filtro de una cámara profesional puede ser toda una odisea. Sin embargo, no podemos estar perdiendo mucho el tiempo cuando hablamos de una cámara intantánea porque no tendría mucho tiempo.

Es por ello, por lo que se han ideado estos filtros especiales que se colocarán de forma sencilla delante de la lente. Se trata de packs especiales con filtros de diferentes colores.

Por ejemplo, podemos encontrar algunos perfectos para difuminar un día demasiado claro, para mejorar la luz de un día oscuro, para conseguir un buen efecto en un día de deporte… en general, hay filtros para todo.

Además, estos filtros nos costarán muy poco, por lo que seguro que se ajustan a nuestro presupuesto.

 

 Opinión del cliente

 


Pensaba que estos filtros eran lo más cutre del mundo, que poner esta especie de “pegatina” delante del objetivo no iba a quedar nada bien. Pero lo cierto es que han funcionado mejor de lo que parece; se consiguen unos resultados rápidos y, sobre todo, profesionales, por lo que los uso siempre que puedo.

 

Cámaras Instax instantáneas preparadas para dar lo mejor de si mismas.