Guía para elegir cámaras espía

 

Una cámara espía es un poderoso aparato que nos ayudará a grabar cualquier tipo de situación en el día a día; se puede usar, por ejemplo, para grabar lo que está pasando cuando nos vamos de nuestra casa (por ejemplo, para grabar a los ladrones en el caso de que entren a robar), para poder defender nuestro negocio, etc.

Algunas personas utilizan una cámara espía para poder grabar conversaciones con, por ejemplo, una entidad bancaria en el momento en el que se cierra el trato, incluso hasta con la compañía de teléfonos para evitar que nos estafen llegado el momento. Ahora bien, es importante tener en cuenta que esto puede que no tenga ninguna validez legal que, en el caso de que se decida presentar en un proceso legal, la grabación sea descartada. Pero no solo eso, si no que también podría ser ilegal, por lo que podríamos tener problemas importantes.

Guía de compra

En este artículo vamos a analizar algunos de los mejores modelos de cámaras espía que existen en el mercado, así como algunos de los criterios que se deben de evaluar a la hora de elegir un modelo de cámara espía en un primer momento. Ahora bien,  no nos responsabilizamos del uso que se le pueda llegar a dar, esto ya dependerá de ti. En el caso de que se te presente algún tipo de duda, ponte en contacto con tu abogado para que te pueda asesorar al respecto.

 

 

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar cámaras para espiar

  • Calidad: Al igual que a la hora de comprar cualquier tipo de cámara, la calidad es uno de los primeros criterios que deben de ser evaluados. Si no queremos encontrarnos con una grabación con toda una serie de píxeles difuminados, deberíamos de apostar por un modelo con una calidad más que buena. Los modelos actuales son capaces de grabar en calidades de 720, de 1080p, incluso algunos empiezan a grabar en calidades de 4K. Aunque tengas que hacer una inversión algo más elevada, te recomendamos que elijas un modelo con la mayor calidad posible.
  • Resolución: La resolución se asocia con la calidad, pero conviene estudiar cada factor por su cuenta. Con una resolución de unos 1920 x 1080p deberíamos tener más que suficiente para poder analizar hasta el más mínimo detalle de la situación en el caso de que hiciera falta. Existen algunos modelos que nos permiten regular la resolución; por ejemplo, puede que la tengamos que reducir para ajustarnos a la capacidad que nos queda en ese momento disponible.
  • Capacidad: La gran mayoría de los modelos de espía cámaras tienen un slot en el que se puede introducir una tarjeta de memoria con una cierta capacidad. Algunos modelos disponen de una cierta capacidad de memoria interna, aunque es más que recomendado incorporar una tarjeta externa, para no quedarnos sin espacio en un momento clave.

En la ficha técnica de cada cámara para espiar habrá que analizar la memoria máxima que admite: por ejemplo, en el caso de que la capacidad esté restringida a 32GB, si compramos una tarjeta de 64GB, o bien tan solo podremos usar la mitad del espacio, o bien directamente ni funcionará.

  • Autonomía: La autonomía de la cámara espía debe de ser más que suficiente para poder grabar lo que necesites sin que se te vaya a apagar en el peor momento. En este punto tenemos suerte, ya que los modelos actuales son capaces de durar muchas horas, utilizando como fuente de energía una batería que se cargará a la luz. Algunos modelos funcionará conectados en todo momento… el problema es que esto podría llegar a detectar su presencia. Si no queremos que nadie se entere de que están conectadas, no te recomendamos enchufarlas.
  • Función de “detección de movimiento”: Esta función también es muy importante; lo cierto es que la gran mayoría de los modelos cuentan con ella. Puede ser clave a la hora de ayudarnos a ahorrar energía; en el momento en el que se detecte un movimiento, nos ofrecerá la imagen, o bien empezarán a grabar. Si no hay ningún movimiento, la cámara se mantendrá gastando lo mínimo posible.
  • Función WiFi: Función más que recomendable para poder ver la grabación en tiempo real. De otra manera, no nos quedaría más remedio que esperar a un momento determinado para poder hacernos con la cámara, sacar la grabación y verla. Con un sistema de grabación en tiempo real, podemos conseguir el archivo directamente en el ordenador o en el móvil, con un software determinado.
  • Soporte con app o con ordenador: La idea es elegir una cámara para espiar que sea compatible con diferentes plataformas. Por ejemplo, que podamos ver la imagen en el ordenador en un momento dado, y que también la podamos ver en el teléfono móvil. Existen algunos modelos que disponen de apps especiales, gratuitas que se pueden conseguir desde mercados como el Google Play, con la que podremos ver la imagen minimizando el consumo de los recursos del terminal. Para el ordenador también suele existir un tipo de software que nos ayudará con tal propósito.

En este punto también habrá que determinar la compatibilidad; si el aparato es compatible con sistema operativo Android, IOS, WiFi, para Mac.

  • Visión nocturna: La visión nocturna nos ayudará a ver la imagen, con mayor o menor calidad, en el momento en el que la luz del entorno no es suficiente (no tiene porqué ser de noche, también se puede situar en un cuarto oscuro, por ejemplo). Hace algunos años, si se estaba espiando con cámaras, comprar un modelo que tuviera visión nocturna podría hacer que nos pasásemos del presupuesto. Ahora las cosas han cambiado, la gran mayoría de los modelos la integran, incluso hasta aquellas más económicas, sin que esto incremente en exceso el precio.
  • Otras prestaciones: Además de todo lo anterior, habrá que determinar el rango de temperatura o de humedad en la que funcionará el aparato, la temperatura de almacenaje, la cantidad de FPS a la que puede funcionar, el formato en el que capturará el vídeo o el audio, etc.

 

¿Cuánto cuesta una cámara espía?

 

Aquí podemos encontrar toda una gran cantidad de precios: algunos modelos, en forma de lápiz espía, bolígrafo espía o encendedor espía nos pueden salir por unos 7-10€, los modelos más económicos.

Existen algunos modelos de cámaras espía, más avanzados, con un mayor número de prestaciones, que nos pueden costar más de  30€, de 40€, incluso de 70€, todo dependiendo de lo que hayamos estado buscando.

Si buscamos un poco, podemos encontrar una buena “cámara espía barata” que se adapte a tu presupuesto.

Comparativa: las mejores cámaras espía 2017

 

Tekmagic Mini Cámara espía

Empezamos por este modelo muy completo, equipado con tecnología WiFi sin límite de distancia, para que podamos ver la emisión en directo, o bien grabar vídeos y visualizarlos luego. Se considera la mejor cámara WiFi espía que actualmente se comercializa en el mercado.

Graba a una calidad de 1920 x 1080 p (resolución de 1080p), cuenta con función de detección de movimiento y tiene una batería con una autonomía de 7/24 horas, operando con una fuente de alimentación de salida.

Dispone de una tarjeta de memoria SD con una capacidad de 8GB; sin embargo, si esta capacidad se nos queda algo corta, podemos ampliarla con una tarjeta de  32GB.

Tiene función de detección de movimiento, mide 12,6 cm x 7,4 cm x 6,2 cm y pesa tan solo 82 gramos.

 

Opinión del cliente

 

Esta cámara en miniatura funciona tal y como especifica el fabricante. La gran ventaja, por lo menos para mi, es que podemos controlarla con su tecnología 4G desde cualquier parte. Es cierto que cuesta algo más que otras cámaras espía del mercado, pero vale la pena hacer la inversión.
Última actualización: noviembre 18, 2017 11:23 pm

 

Pluma cámara espía

Esta revolucionaria cámara espía se considera completamente indetectable; y es que, a primera vista parecerá una pluma; de hecho, si no se mantiene en la mano no se podrá ver el lugar en el que se introduce la tarjeta de memoria.

Consigue una resolución de 1920 x 1080p, pudiendo actuar como cámara de vídeo, o bien para captar imágenes. La resolución de las fotografías es de 2560 x 1440 píxeles.

De regalo incluye una tarjeta de memoria de 16GB, aunque bien podemos agregar otra tarjeta SD externa. Puede funcionar también como una Webcam. Una vez que tengamos el contenido grabado, se podrá conectar al puerto USB de, por ejemplo, un ordenador, o de una Smart TV, para poder disfrutar de los vídeos en cualquier parte. Los puertos USB son 2.0, logrando la máxima velocidad al cargar los contenidos.

Graba a 30FPS, logrando un tiempo de grabación comprendido entre 60-120 minutos, es compatible tanto con PC como MAC y mide tan solo 1,5 cm x 1,5 cm x 14 cm, además de pesar solo 91 gramos.

A efectos prácticos, será una pluma, pero con un gran poder contenido en su interior.

 

Opinión del cliente

 

La he comprado como un regalo y la otra persona ha quedado encantada. Incluso la pluma se puede usar a tal efecto, teniendo reservas de tinta. Me parece un producto maravilloso.
Última actualización: noviembre 18, 2017 11:23 pm

 

Mini cámara espía Xingan

Esta mini cámara oculta funciona utilizando tecnología WiFI, pudiendo controlar la cámara utilizando su mando a control, sencillo de usar. Es compatible tanto con el teléfono móvil, con la Tablet, etc.

Cuenta con función de “detección de movimiento”, pudiendo empezar a grabar de forma automática en el momento en el que lo detecte. Cuenta con un slot de memoria en dónde podemos agregar una tarjeta con una capacidad de hasta 32GB.

La batería tiene una capacidad de 260 mAh, con un tiempo de vida útil de la batería de 50 minutos.

Tiene unas dimensiones de 1,1 cm x 0,6 cm x 0,8 cm  y un peso de tan solo 59 gramos.

 

Opinión del cliente

 

Está bastante bien; quizá es algo complicada de configurar pero una vez que lo has hecho, los resultados son más que perfectos. Una compra más que recomendada.

 

 

Cámara espía oculta como botón de camisa

Cámara prácticamente indetectable; aunque en un principio pueda parecer algo grande, lo cierto es que el visor se parece mucho a un visor, por lo que es muy fácil de esconder tras una camisa.

Su resolución de vídeo es de 640 x 480 píxeles, tiene una resolución de 1290 x 960 píxeles, compatible con sistemas Windows de a partir de Windows Me. Dispone de un slot en el que se puede incorporar una tarjeta de hasta 16GB (que no está incluida).

Sus dimensiones son de 60 cm x 32 cm x 11 cm, y pesa tan solo 100 gramos.

Opinión del cliente

 

Puede costar un poco de colocar en la camisa, pero con un poco de destreza se puede conseguir sin complicaciones. La he usado para un par de grabaciones y de momento va muy bien.  

 

11,40
Envío gratuito
Última actualización: noviembre 18, 2017 11:23 pm

 

Corprit Cámara oculta WiFi

Y terminamos con esta cámara oculta que se camufla en una especie de batería externa, prácticamente imperceptible. Podemos encontrar el artículo en tres versiones diferentes.

-Versión de capacidad de 2500 mAh en color negro.

-Versión  de capacidad de 3500 mAh en color negro.

-Versión de capacidad de 6000 mAh sin WiFi.

Trabaja con una aplicación con nombre iMiniCam siendo compatible tanto con dispositivos Android, como con IOS, además de con dispositivos Windows o Mac.

Nos da la capacidad de poder visualizar la cámara en tiempo real, además de lograr tomar la foto en un rango de unos 10 metros. Es la opción perfecta tanto para colocarla en el hogar, como en la oficina.

En cuanto a la calidad de vídeo, es capaz de alcanzar una calidad de vídeo de 1080HD.

Usarla es muy sencillo; solo pulsaremos el botón y aparecerán 4 luces para indicar la capacidad de la batería en ese momento.

Dispone de hasta función de “detección de movimiento”. Tiene un slot para poder introducir una tarjeta de memoria de hasta 32GB.

 

Opinión del cliente

 

Cámara con detección de movimiento muy interesante; me decidí por la compra al verla en acción, ya que un amigo nos grabó a toda la pandilla en una tarde y no nos dimos cuenta. Es bastante completa y por lo que cuesta vale la pena.

 

 

Con todos estos criterios, ya estás listo para encontrar la cámara espía perfecta para nosotros.

 

También te ayudamos a elegir

Antenas WiFi de largo alcance

Decodificador satélite

 

 

 

Resumen de lo que has leído
Artículo
Mejor cámara espía 2017
Valoración global
51star1star1star1star1star