Guía para comprar una deshidratadora de alimentos

Una deshidratadora es un aparato muy útil para la cocina, ayudándonos a mantener ciertos alimentos durante algún tiempo. Por alguna razón es un tipo de electrodoméstico que ha pasado desapercibido, pero que poco a poco va cobrando más adeptos a lo largo del mercado.

Guía de compra

Si quieres comprar una deshidratadora barata, pero de calidad, debes saber que estás en la sección correcta.

 

Comparativa de los mejores deshidratadores de cocina 2017

 

Deshidratador con controlador de temperatura TZS First Austria

 

Este primer modelo de deshidratador te da la posibilidad de regular la temperatura entre los 35 y los 70ºc, sus baldas se pueden ajustar entre los 3-5 cm 8 (tienen unas dimensiones de 32cm), y hasta se pueden introducir en el lavavajillas sin que esto suponga ningún riesgo.

Mide 32 cm x 31 cm x 32 cm y pesa 1,7kg.

Además, su potencia es de 240W.

Incluye un cuaderno de recetas con el que podemos hacer polvo de caldo de verdura, carne seca, setas… y muchos más.

 

Opinión del cliente

 

Este producto cumple con lo que promete; lo uso para deshidratar todo lo que pillo, desde flores, frutas, hierbas, leches… estoy encantado con el resultado.
46,89
Envío gratuito
Última actualización: August 16, 2017 12:42 pm GMT

 

Deshidratador Clatronic DR 2751

Este siguiente modelo nos ofrece una potencia de funcionamiento de 250W, siendo un buen recurso tanto para deshidratar fruta, carne, vegetales…

Dispone de hasta 5 baldas que podemos usar para distribuir los diferentes alimentos que se quieran deshidratar.

Tiene protección contra sobrecalentamiento, ha sido confeccionado en material plástico, mide 31,5 cm x 28,5 cm x 16 cm y pesa 1,7kg.

 

Opinión del cliente

 

He deshidratado de todo con el aparato: desde plátanos, cerezas, plátanos, incluido hasta gano berff jerkies y me quedan estupendamente. Cuenta un poco más que algunos modelos del mercado, pero merece la pena y mucho.

Clatronic Deshidratador DR 2751

4 Nuevo Desde € 37,00
amazon.es
47,00
39,97
Envío gratuito
Última actualización: August 16, 2017 12:42 pm GMT

 

Deshidratador Klastei Di Frutta

 

Este deshidratador vine directamente de Italia, ofreciendo una serie de prestaciones que no dejan a nadie indiferente. Lo podemos encontrar en hasta dos modelos diferentes, con una ligera diferencia de precio.

Tiene una potencia de 250W, 5 bandejas con dimensiones de 32 cm x 25 cm, preparadas para tratar todo tipo de alimento, y puede funcionar en una temperatura comprendida entre los 40 y los 70ºC.

Dispone de función de temporizador, para poder programar la hora en la que finalizará el problema.

Sus dimensiones son de 37 cm x 30 cm x 30 cm y tiene un peso de 3,2kg.

Ha sido fabricado en material acero inoxidable, por lo que es una opción más que perfecta para aguantar el paso del tiempo.

El manual de instrucciones está disponible tanto en español como otros idiomas como puede ser el alemán, el inglés o el francés.

 

Opinión del cliente

 

Lo he usado un par de veces desde que lo compré y el resultado me ha gustado mucho; las frutas y las verduras me salen perfectas, es sencillo de usar y tiene un tipo de mantenimiento mínimo. Muy recomendable.

 

Deshidratador de alimentos ronda u ovalado

La siguiente máquina de deshidratación permite trabajar con todo tipo de frutas, verduras, con plantas, carne, pescados, y mucho más. Logra una rápida deshidratación sin complicaciones.

Tiene unas dimensiones de 32 cm x 27 cm cada uno de los 5 niveles en dónde podemos distribuir los alimentos.

Funciona gracias a un ventilador de convección, tiene un sistema para protegernos ante el sobrecalentamiento y tiene un Temparaturregler.

 

Opinión del cliente

 

El hecho de que las bandejas sean cuadradas te ayudarán a aprovechar el espacio al máximo. Tarda cierto tiempo en secar los alimentos, pero no excesivamente. Se adapta a la perfección a lo que buscamos.

 

Deshidratador Klarstein Fruit Kerky 8

Este deshidratador profesional está disponible en su versión de 8 pisos y de 10 pisos, para elegir lo que más nos convenga.

Tiene una potencia de 800W, pudiendo ajustarse la temperatura a un máximo de 68ºC.

Se puede utilizar para todo tipo de alimentos, incluso para levar algunas masas.

Su peso es de 6kg y sus dimensiones de 47 cm x 33 cm x 29 cm, consume poco y es muy sencillo de usar.

 

Opinión del cliente

 

Es algo grande, por lo que tienes que tener el espacio suficiente en la cocina para que quepa. Es cómodo, fácil de usar; lo he usado para hacer yogur y me ha quedado genial. Recomendado.

 

 

¿Qué es deshidratar un alimento?

 

Deshidratar un determinado alimento no es más que extraer el agua contenida en su interior. En el momento en el que acabamos con este medio acuático, a nivel biológico estamos contribuyendo a crear un ambiente libre de microorganismos, por lo que se consiguen las condiciones adecuadas para que el alimento en cuestión pueda durar el máximo tiempo posible sin llegar a estropearse.

Una de las principales ventajas de la deshidratación de alimentos es que, además de que aguantarán muy bien el paso del tiempo, sus propiedades nutricionales se mantendrán prácticamente inertes. Otra de las ventajas que tenemos que conoces es que, al terminar con la deshidratación, se conseguirá que las sustancias se concentren mucho más, por lo que el sabor se intensificará.

 

¿Qué maneras existen para deshidratar un alimento?

Para comprender un poco más en lo que consiste la deshidratación, vamos a evaluar los dos principales tipos de que existen.

-Por un lado tenemos la deshidratación natural, la que se ha llevado a cabo toda la vida. Es la más económica y requerirá de usar tanto el sol como el viento, así como de requerir de bastante más tiempo. Tiene la ventaja de que es un medio más natural, ya que para llevarse a cabo nos nutriremos de las energías renovables.

-Por otra parte, podemos conseguir una deshidratación artificial utilizando electrodomésticos especiales que encontraremos en ciertas páginas del estilo Amazon. Estos aparatos funcionan aplicando una columna de aire caliente que circule de forma horizontal. Una de las principales ventajas de comprar un deshidratador es que podremos utilizarlo en todo momento, tanto en invierno como en verano, sin ninguna restricción en cuanto a sol o condiciones atmosféricas del entorno.

 

¿Qué podemos hacer con una deshidratadora?

 

Seguramente te estarás preguntando por el tiempo de alimento que se puede deshidratar en estas máquinas. Podemos atrevernos tanto con los plátanos, con el limón, con naranja, manzana, tomates, flores como tomillo menta, melisa, infusiones, etc.

Prácticamente podemos deshidratar cualquier tipo de alimento que se nos puede ocurrir.

Pero la clave principal de la deshidratadora es que, aunque si bien es cierto que la textura quedará afectada en el momento en el que terminemos el proceso, podemos conseguir que esa textura vuelva.

En otras palabras, lo podemos usas para conservar los alimentos. Una vez que hayamos terminado de usarlo, será crucial que los alimentos sean conservados en botes de cristal tapados, y que tengan algún líquido conservante como el aceite de oliva extra.

Algunas personas deciden conservarlo en metal; ten cuidado con que el alimento toque el metal porque, podría afectar al sabor del alimento.

Pero, además, hay algunas personas que lo utilizan como un humidificador (quitando la tapa, las bandejas y colocando una vasija con agua), para hacer fermentaciones y otros usos diferentes.

¿Cómo funciona un deshidratador de alimentos?

 

Existen muchas maneras de utilizar una deshidratadora de alimentos que dependerá del alimento que se quiera tratar, así como de la receta en cuestión.

Por lo general, la mejor manera es hacer láminas finas en los alimentos con un cuchillo afilado. La idea es que las diferentes láminas deben de ser más o menos iguales porque, de lo contrario, algunas piezas podrían llegar a estar antes de que otras, arruinando el sabor que deberían tener.

Por otra parte, cuanto más finas queden las láminas, más crujientes van a quedar. Pero si nos pasamos con el corte, si hacemos las piezas demasiado finas, corremos el riesgo de que estas se puedan quedar pegadas en la máquina.

A lo largo de la red podemos analizar los escritos de las personas que se han atrevido con diferentes cortes de distintos tamaños, con más o menos éxito, en los que nos podemos basar para actuar.

 

¿Cuál es el precio de una deshidratadora?

 

Existen todo tipo de modelos diferentes de deshidratadoras, con mayores o menores prestaciones. Son aparatos relativamente económicos; podemos hacernos con una deshidratadora barata a partir de los 40€… pero algunos modelos más avanzados nos pueden salir por 80€, incluso hasta más.

 

¿Cuánto consumo una deshidratadora?

Esta pregunta, teniendo en cuenta lo que se ha incrementado la factura de la luz, el consumo del deshidratador deberían de ser evaluado. La gran mayoría de modelos nos dan la opción de poder regular la temperatura entre los 42ºC y los 70ºC.

El consumo que suelen tener es más bien bajo; por supuesto, mucho más económico que deshidratar en un horno (recuerda que un horno es de los electrodomésticos que más consumen en el hogar).

 

¿Cuánto se tarda en completar la deshidratación?

 

Dependerá de muchos factores:

-De la cantidad de agua.

-De la temperatura deseada.

-De la fruta.

 

Por ejemplo, algunos alimentos pueden llegar a tardar a partir de las 6 horas, otros de las 12 horas, y algunos hasta más de 24 horas.

 

Te recomendamos que pongas el aparato por la noche y que trabaje a esas horas. Así puede que al día siguiente ya lo tengas todo listo, o que no tarde demasiado en estar preparado.

 

¿Vale la pena comprar una deshidratadora?

 

Esta es una pregunta mucho más habitual de lo que parece; puede echarnos un poco para atrás el hecho de que sea un aparato más o menos voluminoso, además de lo mucho que tarda en funcionar.

Sin embargo, en cuanto empecemos a ver resultados cambiaremos de opinión. Nos ayudará a hacer patatas fritas, chips de manzana, de plátano eliminado la grasa y logrado potenciar su sabor.

Según los expertos, un alimento deshidratado tiene un gran valor nutricional, ya que se incrementan las vitaminas y los minerales del alimento.

Pensamos que si que vale la pena la compra; aunque al principio pienses que no la vas a usar demasiado, en cuanto la uses un par de veces comprenderás su practicidad.

 

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar una deshidratadora barata

  • Potencia: El primer punto en el que nos tenemos que centrar es en la potencia; a mayor potencia, antes estará preparado para poder ser usado pero, en cambio, consumirá más. Con una potencia media de unos 240W deberíamos de tener más que suficiente para el uso que estemos pensando en darle.
  • Número de baldas: A mayor número de baldas, más espacio tendremos para colocar los alimentos. Por ejemplo, con unas 5 baldas tendremos espacio más que suficiente para tratar los alimentos que se nos venga en gana; en el mismo tiempo podremos estar tratando varios a la vez, aprovechando el consumo del aparato.
  • Limpieza: Aunque si bien es cierto que el mantenimiento que tienen estos aparatos es mínimo, esto no quiera decir que lo podamos decir sin limpiar ni mucho menos. Es importante que el aparato sea fácil de limpiar; por ejemplo, que las baldas se puedan introducir de forma sencilla en el lavavajillas para olvidarnos de tener que usar a mano.
  • Libro de recetas: algunos modelos disponen de un libro de recetas, opción más que recomendada. En ellos puedes encontrar recetas para hacer caldo de verdura, setas, o lo que se te antoje.
  • Longitud del cable: Cómo es un aparato que va conectado a la corriente eléctrica, necesitaremos contar con un cable que sea más o menos largo (que dependerá de la ubicación en la que tengamos el enchufe). Con un metro debería ser más que suficiente.
  • Base antideslizante: Recomendada, crucial para evitar que el aparato se pueda llegar a mover y producir accidentes.
  • Silencioso: Estos aparatos, de por si, son muy silenciosos, tan solo se escucharán si te pones muy cerca, la emisión del aire. Sin embargo, hay modelos más ruidosos que otros, por lo que conviene elegir con cabeza.
  • Marca: Además de todo lo anterior, deberíamos de apostar por una buena marca, así podríamos tramitar la garantía en el caso de que hiciera falta.

Con esta completa guía ya estás listo para elegir el deshidratador barato que buscas.

 

 

También te ayudamos a elegir

Máquinas para hacer gofres

Cafeteras automáticas

Resumen de lo que has leído
Artículo
Mejores deshidratadoras baratas 2017
Valoración global
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *