Guía para comprar pulsioxímetro

 

Un pulsioxímetro es un aparato clave que puede salvar a una persona de tener un malfuncionamiento del corazón, así como prevenir algunas patologías relacionadas. Este aparato está pensado para poder medir la intensidad del pulso del paciente, además del oxígeno que tiene en sangre en un momento determinado. En el mercado podemos encontrar toda una gran cantidad de modelos de pulsioxímetros, con un mayor o menos número de prestaciones.

Si no tenemos mucho presupuesto, o bien no necesitamos unas funciones excesivamente avanzadas, siempre podemos hacernos con uno simple, económico, pero de las manos de marcas de calidad para asegurarte que realmente funciona de la forma en la que debería.

Los modelos más modernos incorporar pantallas más modernas (confeccionadas con tecnología OLED) ofreciéndonos hasta gráficos en los que podremos ver la evolución, así como cualquier dato que pueda ser importante.

Para poder ayudarte a elegir el pulsioxímetro que buscas, hemos preparado una completa guía de compra que te va a venir estupendamente.

 

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar el mejor pulsioxímetro


Tamaño / peso: El peso y las dimensiones son una de las claves que deben de ser sopesadas, de esta forma se podrán llevar a cualquier parte sin que nos suponga una molestia. Si estamos buscando un modelo que sea compacto, deberíamos de apostar por los pulsioxímetro de dedo. En este punto también hay que sopesar el nivel de autonomía y es que, cuánto más autonomía tenga, más medirá el aparato y más complicado será de usar.

 

Te recomendamos apostar por un modelo que tenga un peso máximo de 50-75gr; así ni te enterarás de que lo llevas. Si el peso fuera mayor te terminarás por arrepentir

 

Pantalla:  En este punto no suele haber mucho problema ya que la gran mayoría de los modelos de este momento integran una pantalla LED para controlar más fácilmente los datos de medición. En ella aparecerá el nivel de oxígeno, frecuencia cardiaca… incluso hasta indicador de batería baja para que la carguemos y que no nos deje tirados en nun determinado momento.

Dependiendo de lo que necesites, podrás comprar pulsioxímetros con un mayor o menor número de prestaciones.

Sistema de alimentación: Muchos de estos aparatos funcionan con una batería; con pequeñas pilas que los alimentan. Suelen ser una buena opción porque, aunque si bien es cierto que requerirá controlarlas para evitar que se descarguen, tienen una duración muy amplia al paso del tiempo. Sin embargo, los modelos profesionales se pueden cargar de la misma manera que lo haríamos con el teléfono móvil. Si no es para darles un uso extremo, no merecerán mucho la pena.

Alarma: Si no entendemos mucho sobre los resultados que nos puede dar el aparato, es muy importante que el pulsioxímetro tuviera una alarma, para indicarnos cuando estamos hablando sobre valores anormales. Si salta la alarma, podemos ir directamente al médico para evitar cualquier problema mayor.

Función de “ahorro de energía”: Aunque si bien es cierto que estos aparatos duran mucho tiempo encendidos, nos los podemos dejar puestos por accidente en cualquier momento, lo que disminuiría su batería. Por ello, no estaría de más comprar un pulsioxímetro que tuviera función de autoapagado. Si pasan unos minutos y no se usa, el aparato se apagará para ahorrar baterías.

Material de calidad: Al igual que a la hora de comprar cualquier aparato, elegir un material de calidad no es una opción, si no algo completamente imprescindible. Aunque tengas que pagar un poco más, apuesta por un material que sea capaz de resistir golpes y caídas, aunque sean pequeños/as.

 

Recuerda: estamos hablando de un aparato tan importante que puede llegar a salvarnos la vida llegado el momento. Es por esta razón, por lo que no deberíamos de sacrificar en prestaciones. Vale la pena hacer una determinada inversión, ya que la veremos recuperada en forma de mejora de nuestra salud.

 

Encontrar el mejor pulsioxímetro del mercado es complicado, ya que, como hemos comentado, existen muchas marcas, modelos, y cada uno de ellos tienen asociados diferentes prestaciones. Es por esta razón, por la que debes echar un vistazo a la completa guía que te hemos preparado. Y no solo eso, si no que también hemos preparado un listado de modelos considerados de los mejores que hay en este momento.

 

Comparativa: ¿Cómo elegir el mejor pulsioxímetro 2017?

 

Pulsioxímetro de dedo GHB

Nuestra primera opción de pulsioxímetro es este modelo que tiene un tamaño muy compacto, por lo que es una buena opción para poder llevarlo a cualquier parte. Tiene una gran precisión, por lo que podemos confiar sin ningún tipo de duda en sus resultados. Además, tiene la ventaja de que es muy sencillo de utilizar, pudiendo comprender sus datos de inmediato.

Dispone de una pantalla que ha sido confeccionada con tecnología LED, permitiendo una buena visibilidad, así como minimizando el consumo. Tan solo tiene un único botón para poder controlar sus funciones. La imagen se puede ajustar en hasta 4 direcciones diferentes, siendo una buena opción para poder ser usado, incluso, por personas que tienen problemas de vista.

En cuanto a su peso, debes saber que también es muy ajustado, mucho menos de lo que pesan la gran mayoría de los modelos de pulsioxímetros actuales.

Funciona con dos pilas de tipo AAA de 1,5V.

 

Opinión del cliente

 

En marzo del año pasado tuvimos un susto grave con mi padre. Según el médico, esto es algo que se podría haber evitado con técnicas de prevención adecuadas, y nos recomendó la compra de un pulsioxímetro. Elegimos el mismo que tenía él en la consulta, que era justamente este modelo.

En más de una ocasión ha avisado de que los valores estaban por encima de lo normal y gracias a esto hemos podido salvarle la vida.

Y todo eso por lo poco que cuesta.

Estamos muy contentos con él.

Última actualización: October 21, 2017 8:47 am GMT

 

Pulsioxímetro Excelvan

El siguiente modelo de la lista es este modelo de la marca Excelvan, considerado como uno de los más prácticos y económicos que podemos encontrar a lo largo del mercado. Su rendimiento es más que considerable, y pesa muy poco, al igual que el anterior.

En tan solo unos pocos segundos podemos conseguir el resultado que necesitamos; y sin complicaciones, solo habrá que pulsar un botón.

Una de sus ventajas es que dispone de un diseño muy atractivo, original, ideal tanto para niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad. Cuenta con una práctica alarma que se adaptará en el momento en el que los valores sean inusuales.

Su pantalla ha sido fabricada utilizando como base la tecnología OLED, consiguiendo una buena iluminación que será visible en cualquier parte. Otra de sus claves es que la pantalla la podemos rotar con mucha facilidad, adaptándose a las necesidades de cada persona.

Para funcionar necesita de 2 baterías del tipo AAA; además de tener asociadas una alta autonomía, también dispone de función de autoapagado, hecho que hará que dure todavía más.

Podemos comprar el pulsioxímetro en color azul o bien en color gris, acorde a lo que más nos guste.

 

Opinión del cliente

 

Lo que nos interesaba de un pulsioxímetro es que consiguiera las lecturas de forma rápida, ya que el tiempo se considera algo primordial en este caso. Nos decantamos por este modelo y ha cumplido a la perfección con nuestras expectativas.

Además, al ser tan sencillo de usar, es muy práctico hasta para personas mayores.

Última actualización: October 21, 2017 8:47 am GMT

 

Pulsioxímetro Beurer PO-30

Dentro de esta comparativa de los mejores pulsioxímetros del mercado 2017, este modelo también tiene que estar, ya que se ha ganado su puesto de forma merecida.

Es muy cómodo, práctico, fácil de usar, económico y nos ofrece una gran precisión en sus medidas.

Se coloca de una forma muy sencilla, evitando incomodidades o cualquier tipo de procedimiento invasivo. Para lograr el resultado utiliza diferentes tipos de longitud de onda. Tan solo habrá que poner el dedo en el indicador, pulsar un botón y en poco tiempo tendremos los resultados en cuanto a niveles de oxígeno y frecuencia cardiaca.

Una de las principales diferencias de este modelo, en comparación con los anteriores, es que dispone de función de memoria. Puede guardar la información que ha registrado durante las últimas 24 horas. Esta función es clave para hacer un seguimiento continuo en todo momento, previniendo cualquier trastorno de carácter cardiovascular.

La pantalla se puede ajustar entre 6 medidas distintos.

Cuenta con garantía de 2 años; si durante ese tiempo no funciona el dispositivo de la forma en la que cabría esperar (algo muy complicado), la podremos tramitar sin ningún tipo de problema.

 

Opinión del cliente

 

Con un tamaño de tan solo 5 cm x 3,6 cm x 3,6 cm, se ha convertido en un accesorio muy práctico, pensado para poder darle un uso continuado sin que se estropee. Habíamos probado con otros modelos en el pasado,  pero este es el que mejor nos ha funcionado.

¡Altamente recomendable!

 

Pulsioxímetro Eterkcity 6791133381285

No este nombre tan extenso, te presentamos otro de los pulsioxímetros más prácticos que existen en estos momentos. Es muy útil para controlar problemas cardiacos y respiratorios. Es una buena opción para conseguir las mediciones en un tiempo récord; es tan fácil como colocar, pulsar el botón y tener los resultados en cuestión de segundos.

Se considera de los mejores pulsioxímetros 2017, siendo usado tanto para pacientes que tengan enfermedades cardiovasculares, para deportistas y para facultativos.

Su pantalla ha sido confeccionada con tecnología LCD, consumiendo lo mínimo posible. Además, tiene un brillo muy característico, que nos ayudará a ver las mediciones tanto como si lo usamos a plena luz o en la oscuridad.

Para controlar que los valores no se eleven demasiado, dispone de una alarma que se activará cuando esto ocurra. Si saltase la alarma, probablemente habría que acudir a urgencias de inmediato.

Funciona con dos pilas del tipo AAA que vienen incluidas en el aparto.

Ha sido aprobada por el sello FDA, por lo que nos ofrecerá los resultados que buscamos.

Dispone de hasta una funda de transporte, facilitando el hecho de que lo podamos llevar a dónde queramos.

Tiene un peso de 54 gramos y unas dimensiones de 6,3 cm x 3,6 cm x 3,6cm.

 

Opinión del cliente

 

 

Práctico, fácil de usar, máxima precisión en sus predicciones y precio muy ajustados. Realmente vale la pena la compra.

 

Pulsioxímetro PeneWell

 

Y terminamos con este pulsioxímetro que está disponible en hasta 4 colores diferentes (azul, rosa, gris y verde), una buena opción para elegir el que más se adapte a nosotros. Ha sido fabricado con materiales de gran calidad por lo que, aunque se le dé un uso intensivo, y aunque reciba pequeños golpes, siempre estará en las mejores condiciones.

Medirá el pulso con tan solo poner el dedo en el aparato y pulsar el botón; los datos aparecerán con suma precisión en la pantalla. Tiene un peso y unas dimensiones muy ajustadas, por lo que es una buena idea para llevarlo a dónde nos haga falta.

Al igual que el resto de los modelos de la lista, funciona con baterías de alta duración. No obstante, conviene tener en cuenta el nivel de batería para evitar que nos deje tirados en cualquier momento.

Cuenta con la certificación de la “Asociación Médica Cardiaca” de los EEUU, por lo que podemos confiar en que realmente se adapta a los resultados que hemos estado buscando.

Otra de sus claves es su precio; solemos encontrarlo por menos de 20€, siendo una opción mucho más económica de lo que cuestan otros modelos.

Sus dimensiones exactas son de 3 cm x 1,5 cm x 2 cm, tiene indicador de poca batería y es apta tanto para deportistas, niños, adultos, tercera edad…

 

Opinión del cliente

 

Compré este aparato por las buenas opiniones que tenía y no me arrepiento.

Lo que me ha convencido es su alarma; si los valores son inusuales, saltará y no dejará de pitar hasta que saquemos el dedo, algo crucial para que tomemos nuestras precauciones.

Le pongo un 8 porque el manual de instrucciones está en inglés, aunque sus funciones son tan intuitivas que no nos hace falta.

116,96
24,99
Envío gratuito
Última actualización: October 21, 2017 8:47 am GMT

 

 

¿Para quién está recomendado?

 

Un pulsioxímetro es un aparato muy importante a la hora de evaluar cualquier tipo de detalle anómalo en nuestra salud. Gracias al mismo podremos evaluar  nuestra frecuencia cardiaca o el nivel de oxígeno en la sangre. Por ello, se considera un buen recurso para cuando estamos hablando de personas que ya presentan algún tipo de problema de carácter cardiovascular. También es un aparato muy práctico para atletas, o personas que hacen deporte de forma habitual.

Los centros médicos y ambulatorios también los tienen, preparados para poder evaluar la salud de sus pacientes.

 

¿Cómo funciona un pulsioxímetro?

El pulsioxímetro tiene la capacidad de medir el oxígeno de la sangre, en concreto la saturación del mismo. Para lograrlo utiliza rayos con tecnología LED que interactúa con la longitud de onda que recibe de la luz; de esta manera, dependiendo del nivel de oxígeno que pueda haber en la sangre, se pueden obtener diferentes resultados. Por lo general, estamos hablando de un instrumento muy sencillo de usar, en el que no se requerirá de contar con ningún tipo de conocimiento previo más que unas simples nociones.

Otra de sus claves es que son portátiles, pudiéndolos llevar en todo momento con nosotros, sin que esto pueda entrañar ningún tipo de dificultad..

 

Tipos de pulsioxímetro

 

Pulsioxímetros de dedo: Si no nos queremos complicar demasiado la vida, utilizaremos este tipo de pulsioxímetro, ya que es la opción más práctica a la hora de medir tanto el nivel de oxígeno de la sangre, como la frecuencia cardiaca. Su funcionamiento no podría ser más sencillo, ya que tan solo requerirá de qué pongamos el dedo en el aparato, pulsemos el botón y apreciaremos los valores en la pantalla. La pantalla se suele confeccionar con tecnología LCD, teniendo una buena autonomía. Eso si, habrá que analizar el tipo de batería que tienen, para ver si su duración es mayor o menor.

Pulsioxímetros de mesa:  Si buscamos un modelo que esté más especializado, comprar un pulsioxímetros de mesa puede ser una mejor opción. Estos son los que se suelen usar en los ambulatorios, hospitales y diferentes centros de salud. Lo cierto es que son muy parecido a los de dedo; de hecho, se encuentran conectados a estos. Sin embargo, reciben los datos en pantallas más grandes, para lograr unos resultados mucho más ajustados y adaptados a las necesidades del paciente. Sin embargo, son algo más complicados de usar.

Pulsioxímetros de muñeca: Son bastante parecidos a los primeros de la lista, pero en este caso no introducimos el dedo si no que, obviamente, se adaptarán a la muñeca. Algunas personas no pueden aguantar la presión en el dedo, por manías o por traumas, por lo que esta opción se considera una de las mejores.

 

Con esta completa guía sobre comprar pulxioxímetros no tardaremos en encontrar el que buscamos.

 

 También te ayudamos a elegir

Irrigador dental

Resumen de lo que has leído
Artículo
Compraralia
Valoración global
51star1star1star1star1star