Guía para comprar los mejores monitores de 32 pulgadas de 2017

 

El monitor es un tipo de periférico en el que vamos a centrar la vista durante mucho tiempo, por lo que es más que importante ser capaz de tomar la decisión más adecuada. Si ya has visto nuestra comparativa para elegir monitores de 24 pulgadas, pero necesitas algo más grande, esta guía te interesa.

Guía de compra

Antes de elegir el monitor nos tendremos que basar en la evaluación de determinados criterios y no solo eso, si no que habrá que relacionarlos. En el mercado podemos encontrar auténticos monstruos de monitores, con una calidad increíble y con un tamaño de lo más interesante. Sin embargo, el presupuesto se nos puede ir de las manos antes de darnos cuenta.

Comparativa de los mejores monitores de 32’’

 

Monitor LG 32MP58HQ-P

Este monitor está considerado de los mejores, ya que pertenece a una marca de calidad como lo es LG. No es exactamente de 32’’, si no de 31,5’’, aunque ese 0,5 es prácticamente inapreciable (equivale a 80 cm)

Consigue un brillo de pantalla máximo de 250 cd / m^2, tiene un tiempo de respuesta establecido de 5ms y dispone de dos puertos DHMI y de 1 VGA.

Admite una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles, tiene un consumo asociado de 37W y está tan solo disponible en un color negro de lo más especial.

Nos permite ajustar la inclinación y no permite ni función 3D ni lleva altavoces incorporados.

Última actualización: noviembre 19, 2017 4:04 pm

Samsung Monitor S32F351FUU 32’’

Este monitor de 32 pulgadas de Samsung también da la talla.

Su potencia eléctrica es mínima, de 29W. En cuanto al resto de características, es muy similar al anterior, con un brillo de pantalla de 250 cd / m^2, tiene un tiempo de respuesta de 5ms y admite un máximo de 1920 x 1200 píxeles de resolución.

Sin embargo, su característica clave es que es panorámico, con una relación de aspecto ratio nativa de 16:9.

Dispone de dos puertos de tipo HDMI y funciona con tecnología LED, con el mínimo consumo asociado.

Última actualización: noviembre 19, 2017 4:04 pm

 

Samsung C32F391FWU 32’’

Esta otra opción de Samsung llega a los 31,5’’, aunque la marca lo vende como si fuera un monitor de 32 pulgadas. Si potencia eléctrica asociada es de 31W, tiene un brillo de pantalla de 250 cd / m^2 y la gran diferencia con los modelos anteriores es que dispone de un tiempo de respuesta tan reducido de tan solo 4 ms.

La resolución nativa es de 1920 x 1080 píxeles. En este caso si que dispone de altavoces incorporados, además de modo ECO, para consumir lo mínimo posible.

Sólo integra un puerto HDMI

Última actualización: noviembre 19, 2017 4:04 pm

 

HP OMEN 32’’ WVA +

La característica más destacada de este tipo de monitor es su resolución; y es que alcanza una resolución de tipo WVA (es decir, de 2560 x 1440 a 60Hz). Por mucho que comparemos otros modelos, no encontraremos ninguno con este precio que acepte una resolución tan elevada.

Su ángulo de visión es de 178º, el tiempo de respuestas es de 5mm y está disponible en un color negro muy estético.

Por otra parte, cuenta con 2 puertos HDMI + 2 puertos USB versión 2.0.

HP OMEN 32 - Monitor de 32" WVA+ (2560 x 1440 a 60 Hz)

9 Nuevo Desde € 399,00
1 Usado Desde € 337,72
amazon.es
499,00
399,00
Envío gratuito
Última actualización: noviembre 19, 2017 4:04 pm

 

BenQ BL3200PT

Este monitor de 32’’ de la marca BenQ está más bien pensado para usarlo a nivel profesional, cómo en diseño gráfico, en animación…

Consigue una resolución de 2560 x 1440 píxeles.

Tiene “modo de animación” que servirá para realzar el brillo en aquellas zonas oscuras, pero con la precaución de no sobreexponer las partes más brillante.

Incluso podemos controlar las funciones de manera remota.

Por otra parte, cuenta con un sensor que detectará la rotación de la pantalla, haciendo que gire el contenido automáticamente, sin que tengamos que hacer ninguna acción manual.

El tiempo de respuesta es de 4mm, lleva Bluetooth, conexión HDMI, tiene una potencia asociada de 97W y también cuenta con altavoces.

 

Viotek monitor Nb32C 32’’

Ya que los monitores y TV curvados son toda una tendencia a día de hoy, este modelo está considerado de los más vendidos de Amazon.

Consigue una resolución máxima de 1920 x 1080p a 60Hz, una pantalla anti-reflejo para logra runa máxima experiencia, y hasta funciona cómo enrutador WiFI, consiguiendo que se interconecten dispositivos de Apple (iPod touch, iPad, iPhone…).

Última actualización: noviembre 19, 2017 4:04 pm

 

¿En qué nos tenemos que basar a la hora de comprar un monitor de 32’’?

 

  • Tamaño: Lo primero que debes de evaluar es el tamaño del monitor (dimensiones), estas se evalúan de la misma manera que las dimensiones que una TV, es decir, midiendo la diagonal de la pantalla en pulgadas (‘’). Por lo general, cuanto más amplio es el monitor suele ser mejor, aunque no siempre. Si lo vamos a tener muy cerca, los píxeles notarse demasiado, lo que hará que se pierda calidad de imagen.

Y no solo eso, si no que un monitor bastante grande necesitará de más espacio en la mesa. Si encima necesitamos dos monitores, el espacio será considerable.

 

  • Resolución: Con la resolución del monitor hacemos referencia a la cantidad de píxeles contenidos en la pantalla (ancho x alto). Esta resolución se relaciona con la nitidez, además de con el espacio que tenemos disponible en el monitor para concentrar todos los recursos y aplicaciones que vayamos a gestionar. Lo más normal es que a día de hoy la resolución se exprese en formato ancho x alto (1920 x 1080, por ejemplo).

Sin embargo, a veces se utilizan nomenclaturas para hacer referencia a determinados valores.

Por ejemplo:

WUXGA -> 1920 X 1200.

2K -> 2048 X 1080.

WQXGA -> 2560 X 1600.

QSXGA -> 2560 X 1048.

UXGA -> 1600 X 1200.

SXGA+ -> 1600 X 1200.

HD 1080 -> 1920 X 1080.

Estas son las resoluciones más interesantes de a día de hoy, las más prácticas a considerar a la hora de comprar un monitor de 32 pulgadas. De nada sirve decantarnos por un modelo con gran tamaño, pero con una pobre resolución.

 

Existe una relación entre el tamaño con la resolución. No dará lo mismo elegir una pantalla de 24’’ con resolución de 1920 que de la misma resolución en una pantalla de 32’’.

 

Cuanta más grande sea la pantalla, más separados estarán los píxeles, y esto afectará directamente a la nitidez.

Para no volvernos locos en este tema, lo que podemos hacer es estudiar los PPI (Píxeles por pulgadas). Cuánto más grande sea el valor de PPI, mucho mejor.

Antes de terminar con este criterio, tendremos que estudiar la relación que existe con la resolución y con la tarjeta gráfica. Cuando más potente sea este último periférico, mayor resolución podrá soportar. Lo cierto es que una tarjeta gráfica tradicional, por lo menos la mayoría de las que podemos encontrar a día de hoy raramente superarán los 3840 x 2160 píxeles (resolución equivalente a 4K UHD).

Si queremos que sea compatible, entonces habrá que hacer una inversión considerable en la tarjeta gráfica.

Hay algunos modelos de monitores de PC que disponen de una resolución real (denominada resolución nativa) y otra que puede emular mediante opciones de escalado. La resolución real es la que mejores resultados nos ofrecerán. Si en todo momento vamos a usar una resolución emulada, vale la pena pagar un poco más y elegir un monitor que la consiga, ya que tendremos una mayor calidad de imagen.

  • Relación entre aspecto y ratio: Este dato alude a las proporciones que tienen los monitores. Un aspecto ratio de 4:3 alude a una pantalla cuadrada, con una resolución de 1600 x 1200 píxeles. En el caso de que nos haga falta un monitor de 32’’ panorámico, deberíamos elegir una relación de 16:9 / 16:10; estos suelen tener una resolución de 1920 x 1080.

Por otra parte, esta relación entre aspecto/ratio también nos dice de que manera se van a visualizar algunos contenidos; y es que no elegiremos la misma relación para jugar que para ver películas; en este último caso, lo mejor que podemos hacer es apostar por un ratio de 1.85:1 / 2,39:1. Precisamente debido a este tipo de relación nos encontramos en muchos contenidos esas características líneas negras en la parte superior e inferior de la pantalla.

 

Recuerda que los monitores panorámicos de 32’’ también suelen ser los más costosos, por lo que tan solo cómpralos si realmente es lo que buscas.

 

  • Tecnología de iluminación: Podemos encontrar básicamente 3 tipos de tecnología que darán forma a la pantalla; en este caso nos vamos a referir a la tecnología LED, ya que hará que el monitor sea plenamente resistente al paso del tiempo, que el consumo sea mínimo y al mismo tiempo nos ofrecerá una larga serie de funciones para personalizar el monitor como queramos.

Por un lado tenemos los monitores de Edge Led, en la que la iluminación llegará desde los bordes a través de lo que se conoce como un panel difusor.

Se está hablando mucho de los monitores Full LED; estos se caracterizan iluminarse por completo la parte posterior de la pantalla. Esto nos dice que se consiga un tipo de iluminación homogénea y mucho más elevada.

Finalmente, también tenemos los monitores de Local Diming, un tipo de tecnología muy similar a la de Full LED aunque más avanzada: nos da la opción de apagar ciertos lugares del LED para lograr una característica mejora del contraste.

Además, también existen los monitores orgánicos, OLED o Amoled. En esta tecnología cada led se puede apagar completamente (es decir, que es independiente). Aunque serían la mejor opción, son raros de encontrar y cuestan bastante.

 

Encontraremos algunos monitores que trabajan con diferentes tecnologías de LED. Utilizando tonos más vivos.

 

  • Nivel de brillo: El brillo es un tipo de valor que se mide en CD/m^2 (candelas por metro cuadrado); sin embargo, no es un valor tan importante como lo sería a la hora de elegir un teléfono móvil o una Tablet, por ejemplo. Conviene recordar que si la luminosidad es muy alta, nos podría llegar a causar la vista, incluso a causar problemas de importancia.
  • Nivel de contraste: En cuanto al contraste, la cosa se complica. Y es que no existe un criterio que lo regule, por lo que podemos decir que cada fabricante hace prácticamente cualquier cosa. Además, existen 2 tipos de contraste: contraste real y contraste dinámico.

La teoría nos dice que el contraste real establece la diferencia entre el píxel que está más iluminado en la pantalla y el más oscuro en un momento exacto. Por lo general, el contraste real oscilará entre 800:1 – 2000:1.

Por otra parte, tenemos el contraste dinámico; en lugar de medir las variaciones que existen entre los píxeles blancos y negros, hacen variaciones en cuanto a tonos de grises. Aquí nos encontramos una gran variedad de referencias (por ejemplo, 50.000:1, 100.000:1, 5.000.000:1. Cómo ya hemos comentado, cada marca hace lo que se le antoje, por lo que no deberíamos de basarnos mucho en este criterio.

Lo interesante a la hora de evaluar el brillo y el contraste es que nos dé una buena capacidad de regulación, para poder adaptarse a cualquier entorno.

  • Tiempo de respuesta: ¿Alguna vez te has preguntado que diferencia hay entre comprar un monitor de 32’’ o una TV de 32’’? Esta pregunta es bastante lógica, ya que hay algunos modelos de televisores de 32’’ que están tiradas de precio. La respuesta es precisamente el tiempo de respuesta.

Esta medida, por lo menos teóricamente, debería medir el tiempo que un pixel tardará en variar de blanco a negro.

El tiempo suele ser de unos 5 ms en los monitores más rápidos del mercado.

La importancia de este tiempo es que si es muy elevado, los píxeles tardarán tanto en cambiar de color que veremos rastros de luz halos), cuando el movimiento del monitor sea muy elevado.

Si compramos un monitor, el tiempo de respuesta será muy elevado, por lo que podríamos tener problemas visuales a la hora de jugar o ver películas muy de cerca.

  • Tasa de refresco y FPS: La tasa de refresco es otra medida que encontraremos en la ficha técnica de cualquier monitor; este tipo de valor se mide en Hercios, representados como Hz. Podemos definirlo como la velocidad que tardará el dispositivo en refrescar la imagen que vemos en la pantalla, en cada segundo. Por ejemplo, si hemos comprado un monitor de 32’’ de 75hz; esto nos indica que la imagen se actualizará 75 veces en el mismo segundo.
Cuanto más alto sea el nivel de Hz, más fluidez de movimiento tendrá la pantalla

Por otra parte, tenemos los fotogramas por segundo (FPS); este valor nos indica los fotogramas/segundo de la gráfica y está completamente relacionado con la tasa de refresco.

Por ejemplo, si estamos viendo un vídeo de 60FPS en un monitor de 32 pulgadas a 60Hz, en cada segundo nuestro ojo visualizará 60 imágenes. Este caso es sencillo de entender… pero si te decimos que un vídeo de 30FPS visualizado en un monitor de 60Hz también veremos 30 imágenes, pero que durarán el doble, la cosa no está tan fácil.

 

Si los FPS son elevados, podremos ver con mayor fluidez las imágenes rápidas, cómo aquellas que se visualizan en los videojuegos o en la edición en 3D

 

  • Espacio de color: Este criterio tan sólo te debe de importar en el caso de que te dediques al mundo de la edición gráfica. Lo más habitual es que el monitor trabaje en un espacio de color RGB/sRGB. Si el trabajo de diseño es avanzado, es posible que no se muestren todos los tonos de color.

Sin embargo, debes de saber que en los monitores no siempre se indica el espacio de color que emplea, lo cual es un desacierto.

  • Ángulo de visión: El ángulo de visión es muy importante cuando hablamos de una TV, pero no tanto para un monitor de 32’’, o de cualquier otro tamaño. Sin embargo, aquí nos pasa lo mismo que con el contraste, que cada fabricante utiliza la referencia cómo le venga en gana.

En el monitor se nos debería de indicar tanto el ángulo de visión horizontal como el ángulo de visión vertical.

  • Tipos de conexiones: ¿Qué conexión nos hace falta que tenga el monitor? Obviamente, es crucial que cuente con, cómo mínimo, una conexión DVI o HDMI. No obstante, también habrá que evaluar la versión de esta conexión. La conexión HDMI más actualizada es la 2.0, ya que, a diferencia de la versión 1.4 es capaz de soportar contenido en 4K, admite formatos de tipo 21:9, además de conseguir un elevado ancho de banda.

Si vamos a conectar dos monitores, necesitaremos 2 conexiones HDMI, o bien un adaptador.

Además, también encontraremos otras conexiones de importancia, cómo Thunderbolt (conexión que sirve para conectarse con un sistema MAC), USB Type-C.

  • Altavoces: Algunos monitores de 32’’ disponen de dos altavoces integrados, aunque hay que considerar que la calidad nunca será tan buena como la de altavoces independientes. Digamos que serán el último recurso en el caso de que no tengamos otra cosa, pero no deberían de usarse de forma habitual.
  • Sintonizador de TV: Existen algunos modelos de monitores que disponen de función para reproducir la TV, con TDT. No es lo más recomendado: una TV debería de usarse para ver la TV y un monitor para el resto de cosas. La elección dependerá de lo que estemos buscando.
  • Posición: Lo más habitual es que el monitor esté en una posición fija, en un soporte, y que para moverlo tengamos que variar este soporte. Hay algunos modelos muy prácticos que dan capacidad al monitor para poder girar hacia a los lados, incluso para variar su altura. Otros tienen la capacidad de girar en horizontal o vertical, de una forma más o menos sencilla.

 

¿Y para que nos puede servir girar la pantalla? Por ejemplo, para trabajos relacionados con el diseño gráfico.

¿Cómo es una pantalla de LED por dentro?

Los LED’s pueden ser de tres colores diferentes; o bien rojos, o azules o verdes. Para conseguir ese color, esto dependerá de la banda de energía del semiconductor que tengan.El LED está compuesto por el ánodo y el cátodo, por una lente o encapsulado epóxico, por un contacto metálico, un semiconductor, un yunque, una plaqueta, un reflector y un borde plano.

En una pantalla, cada uno de estos LED dan forma a lo que conocemos como píxeles dinámicos; es un tipo de tecnología que ayuda a que puedan cambiar de color dependiendo del tipo de contenido multimedia que se tenga que cargar. A nivel interno, se formarán píxeles y subpíxeles y, precisamente de su combinación, podremos llegar a conseguir más de 16 millones de colores, así como imágenes de la más alta definición.

Dependiendo de cómo se realice este tipo de combinación, podemos encontrar diferentes tipos de pantallas de LED:
Las más destacadas son las que se utilizan en los exteriores, tienen un gran tamaño y una tecnología para poder iluminar todavía más el anuncio. A estas se las conoce como las pantallas de LED para uso externo; es cierto que su coste puede ser algo elevado, pero, en función de la rentabilidad que se le saca, sale hasta rentable.

Por otra parte, tenemos las pantallas de LED para uso interno que se utilizan en espacios cerrados; tienen la particularidad de también ser un buen recurso publicitario, aunque son las más comunes para poder realizar actividades del día a día como ver la televisión, poner el ordenador…

Por otra parte, tenemos las pantallas de LED unilíneas que nos presentan texto limitado a una sola línea de Led, son básicas, pero también tienen un coste más reducido. Hay otros modelos conocidos como las Pantallas de LED de colores limitados que nos permiten un rango de colores que llega hasta las 256 escalas; no da toda la calidad que puede, pero para ciertos lugares es más que suficiente.

Y terminamos con las pantallas LED Fullcolor que son las que se utilizan para la proyección y reproducción de vídeos de alta definición.

En resumidas cuentas, esto es todo lo que hay dentro de un LED, y las diferentes posibilidades que nos ofrecen.

 

Resumen de lo que has leído
Artículo
Mejores monitores de 32''
Valoración global
51star1star1star1star1star