Guía para comprar un doppler fetal

¿Qué es un doppler fetal?

 

Un doppler fetal es un aparato que se utiliza para poder escuchar los latidos del bebé, así como cualquier otro tipo de ruido que pueda presentarse en el interior de la barriga de la mamá; es por ello, por lo que usarlos no siempre es fácil, ya que habrá que tener una cierta habilidad para ser capaces de distinguir entre los diferentes sonidos.

Guía de compra

Por otra parte, existen otros tipos de doppler para, por ejemplo, controlar el funcionamiento de las arterias o de las venas; es decir, para prevenir enfermedades de carácter cardiovascular.

¿Cómo funciona un doppler fetal?

Un doppler funciona utiliza, o bien usando baterías, o bien usando pilas, por lo que el rendimiento que consigue es muy elevado. Podemos encontrar diferentes modelos, con toda una gran cantidad de funciones diferentes; todas ellas se pueden controlar desde su manual de instrucciones. También tienen un altavoz interno, y requerirán que utilicemos un gel especial para lograr el resultado esperado.

Si quieres comprar un doppler fetal, hemos preparado una completa guía para que puedas elegir el modelo que más te convenga.

Existen toda una serie de estudios en los que se asegura que el hecho de usar un doppler fetal no dañará al bebé de ninguna manera… sin embargo, es importante que no lo utilicemos más de unos minutos al día, para poder minimizar cualquier tipo de riesgo.

Funciona identificando las ondas de sonido que se irán transmitiendo directamente a un micrófono que el aparato tiene incorporado. Se conecta en el pecho, y se obtiene la información que se está buscando. El sonido irá rebotando en las diferentes estructuras hasta llegar a nosotros.

Par funcionar, utiliza un tipo de tecnología de ultrasonidos. Con tan solo echar un vistazo al mercado, nos daremos cuenta de que existen muchas opiniones sobre doppler fetal, sobre diferentes modelos. Podemos echar un vistazo a las mismas para poder escoger el modelo más adecuado a nuestras especificaciones.

También podemos encontrar otros modelos de doppler, como el eco doppler, que nos ayuda a saber si el corazón funciona de la forma en la que debería.

Otro modelo que existe es el de doppler arterial; estos se aplican en ciertas zonas como, por ejemplo, una pierna o un brazo, ayudando a analizar como funciona la circulación sanguínea de esa zona.

 

¿Para qué se puede usar un doppler?

 

Cuando usamos un doppler, en realidad estamos realizando un tipo de ecografía que nos ayudará a estudiar ciertas partes del cuerpo. No obstante, no funcionará para analizar los huesos, ya que los ultrasonidos no disponen de la capacidad suficiente como para poder atravesarlos y darnos resultados.

Estos ultrasonidos son emitidos desde el propio dispositivo, moviéndose a través de la sangre, en dónde revotarán. Chocarán en los órganos y luego volverán a rebotar para que los podamos estudiar con detenimiento.

Obstrucciones: Un Doppler se puede usar como tratamiento para arterias o venas. Por ejemplo, nos ayudan con el tratamiento de algunas dolencias como puede ser la trombosis venosa, para poder analizar las placas de colesterol, así como determinadas dolencias.

Enfermedades cardiacas: Analizando el flujo sanguíneo podemos analizar si hay algunas enfermedades producidas por insuficiencias o bien por estenosis. Se pueden utilizar como un complemento de ecocardiograma para determinar si existen problemas de corazón.

Malformaciones: En este artículo, lo que más nos interesa son los doppler fetal. En este caso nos ayuda a prevenir ciertos problemas como de preeclampsia, trastorno que se produce en el momento en el que la tensión arterial de la futura mama se eleva de forma excesiva. Esto puede ser muy caótico para el bebé. Una de las principales aplicaciones del doppler fetal es estudiar el nivel del ritmo de la sangre usando la placenta; en el caso de que se detecte algún tipo de problema, podremos utilizar un tratamiento para corregir el problema.

A medida que se va concluyendo el embarazo, el bebé necesitará una elevada dosis de nutrientes de oxígeno que  recibirá de la placenta. Sin embargo, si la placenta ha envejecido en exceso, la transferencia de nutrientes puede no ser como esperamos. Usando el doppler fetal actuaremos ante este tipo de problema de inmediato.

Detección de varices venosas: Otra de sus características es que también nos ayudarán a detectar varices venosas, aunque existen otros métodos que se consideran mucho más efectivos. La verdad es que se utiliza para comprobar la integridad de las venas y determinar si hace falta realizar algún tipo de cirugía en ellas.

Para planificar una intervención: Además, también son muy útiles a la hora de planificar una cirugía. El facultativo puede usar un doppler para determinar cómo funciona nuestro torrente sanguíneo antes de empezar la operación.

 

 

Todo lo que tienes que saber para comprar un doppler fetal

Asesoramiento: Antes de pensar siquiera en comprar este tipo de aparato, lo que tenemos que hacer es ponernos en contacto con nuestro médico e indicarle exactamente lo que vamos a hacer. De esta manera, podrá recomendar o desaconsejar su uso. Ahora bien, no nos hace falta tener receta para poder comprarla; aunque nunca está mal seguir los consejos del profesional por si acaso.

Tipo de gel: No nos vale comprar cualquier tipo de gel, si no que tiene que ser uno especial, que realmente sea capaz de extender los ultrasonidos, que son los que verdaderamente se van a encargar de hacer realidad el funcionamiento del doppler fetal.

 

No cometas el error de utilizar un gel que no sea adecuado, una crema o un aceite. El problema de estos elementos es que pueden generar mucha estática, lo que podría llegar a afectar al doppler, incluso hasta dañando la sonda.

 

Calidad: Elige un modelo de calidad, fabricado de las mejores marcas. De esta forma, tendremos un dispositivo que no solo será resistente al paso del tiempo, si no que también nos ayudará a tener los mejores resultados posibles.

Precio: Apuesta por la mejor relación calidad precio. Siempre se puede encontrar un monitor fetal más barato, pero asegúrate de que para construirlo no se haya sacrificado su calidad. Este punto lo vamos a desarrollar un poco más en el aparato siguiente.

 

¿Cuánto cuesta un doppler fetal?

 

Existen tantos y tantos modelos diferentes, que la variedad de precios es muy elevada; podemos encontrar algunos modelos básicos, con prestaciones simples, por menos de 20€, mientras que algunos más avanzados pueden llegar a superar, incluso, los 60€. Podemos establecer una media comprendida entre los 20-60€ aproximadamente.

 

Los mejores aparatos para escuchar el corazón del bebé 2017

 

Hemos preparado una completa selección de los mejores doppler fetal del mercado:

 

Doppler fetal Bebelol

Nuestra primera apuesta es este modelo de monitor fetal, que es de los más económicos del mercado al no llegar ni tan siquiera a los 40€.

Es muy sencillo de utilizar, pudiendo escuchar los latidos del bebé desde la décima semana de la gestación. Además,  tiene unas dimensiones de 17 cm x 25 cm x 7,5 cm y tiene un peso de 608 gramos.

La frecuencia de ultrasonidos con la que trabaja es 2,2 MHz, debiendo de ser colocado por encima del vello público.

Incluso 1 auricular, 1 cable de grabación, una pila del tipo 9 V, instrucciones y hasta un tubo de gel con una capacidad de 250 ml.

Opinión del cliente

 

Compramos este doppler fetal porque habíamos llegado a la semana 19 y notaba que el bebé se movía poco. Fue usarlo y escuchar sus latidos de forma inmediata, lo que nos ayudó a estar mucho más tranquilos.

 

Doppler Fetal Angelsounds JPD-100S

El siguiente modelo también es muy práctico y el precio no es demasiado elevado en comparación con el otro por lo que, en base a lo que nos ofrece, quizá nos merezca la pena.

Incluye un gel de ultrasonidos AngelSounds de la propia marca, para empezar a usar el monitor fetal desde el primer momento.

Tiene unas dimensiones de 27,6 cm x 16,4 cm x 7,6 cm y pesa muy poco.

Además, funciona con unas pilas del tipo 1,9V.

Está recomendado para poder usarlo a partir de las 12 semanas, y tiene una salida Jack de 3,5mm, por lo que se puede conectar con cualquier dispositivo compatible.

Consideraciones:

 

-Este monitor fetal se puede usar sin ningún tipo de riesgo.

-El corazón del pequeño latirá a un ritmo de entre 120-160 latidos por minuto.

-Para identificar el hipo, funcionará con 2 tipos de tambor diferente.

-En el caso de que den unas suaves patadas, se producirá un suave movimiento ondulatorio.

 

Opinión del cliente

 

[Este aparato funciona a la perfección; lo venimos usando desde la semana 10 y se escucha los latidos del corazón con mucha precisión.

Por otra parte, su gel tiene una capacidad para poder usarlo durante meses y meses, incluso para un segundo o tercer embarazo.

Es muy fácil de utilizar, por lo que es altamente recomendado.

Última actualización: diciembre 11, 2017 6:07 pm

 

Doppler fetal Sonoline B

Y terminamos con este modelo de Doppler fetal considerado de los más completos. Podremos consultar las pulsaciones del bebé en tiempo real, gracias a su monitor. Lo podemos encontrar, bien en color rosa, o bien en color azul.

Su peso es de 762 gramos, sus dimensiones de 25,7 cm x 19 cm x 8,4 cm.

También incluye una botella de ultrasonidos de 250ml.

Según las opiniones de los clientes de Amazon que han comprado este doppler fetal, debes de saber que se le considera de las opciones más completas que se pueden encontrar. Logra un nivel de precisión en el sonido muy interesante.

Por un precio que ni llega a los 60€ puede ser nuestro.

 

Opinión del cliente

 

Es muy fácil de usar, ayudando a detectar rápidamente el ritmo del latido del corazón. Dependiendo del latido, incluso, puedes saber la posición en la que se encuentra el pequeño.

De momento, tan solo lo hemos usado un par de veces, y de momento ha respondido a la perfección.

Aunque es algo más caro que otros modelos, vale la pena pagar la diferencia de precio.

 

¿Existe algún riesgo para usar un monitor fetal?

Existen muchos mitos relacionados con este asunto, pero no entraña ningún tipo de riesgo. Este aparato, cómo ya hemos comentado, se basa en la detección de latidos mediante ultrasonidos; es decir, que landa estas ondas sin producir ningún daño. De esta manera, se pueden usar en cualquier momento del embarazo sin problema.

Para que te puedas hacer una idea, recibiremos el mismo tipo de ondas que cuando vamos a que nos hagan una ecografía en ginecología.

Ahora bien, es importante que no nos pongamos nerviosas cuando empecemos a usarlo por primera vez: y es que es posible que de buenas a primeras no escuchemos nada. Necesitaremos de una cierta destreza para empezar a usarlo.

Tardaremos algún tiempo en cogerle el truco.

 

¿Puede sustituir un doppler fetal a una prueba de monitorización fetal?

 

No. Un doppler fetal es tan solo un accesorio que nos ayudará a conseguir un cierto control sobre las pulsaciones, pero no sustituye a la consulta de un profesional.

El monitoreo fetal es una prueba muy interesante que se lleva a cabo en el momento en el que llegamos a la semana 38 o a la 39. Estas pruebas se van repitiendo a medida que se acerca el parto.

Para realizar la prueba, la mamá se coloca en una camilla en dónde se le colocan una serie de tiras elásticas en la zona del abdomen. Estas correas tienen dos transductores que se encargan por un lado de controlar los latidos  y por otra parte controlarán la actividad uterina de la madre para determinar que todo funcione de la forma en la que cabría esperar.

Este análisis comprende un tiempo aproximado de una hora.

Los datos que se obtengan de la prueba los iremos viendo a través de un gráfico al que se conectan los transductores. Existen algunos modelos que disponen de un botón especial, el cuál podrá tocar la mamá cuando detecte algún tipo de movimiento en el pequeño.

El principal objetivo de la prueba del monitoreo fetal es determinar que la frecuencia cardiaca del pequeño sea la adecuada (esta se debe concentrar entre los 120-160 latidos / minuto). En el tiempo que dura la prueba, el bebé tiene que moverse unas 5 veces, y el ritmo cardiaco también debería de incrementarse.

Lo más común es que los médicos puedan darnos algún tipo de alimento que ayude a estimular el movimiento del bebé.

Por otra parte, también se estudiarán las contracciones; la embarazada empezará a distinguirlas, algo clave para el momento del parto. Gracias a ellas sabremos cuando se acerca el momento final.

Una vez que acabe la prueba, los médicos nos darán cita para la siguiente monitorización fetal. Cómo es un proceso nada invasivo, no se dañará ni a la mamá, ni al bebé.

Con esta guía a sabes cómo elegir un doppler fetal, y algunas de las particularidades del monitoreo fetal.

 

Consejos postparto para mamás primerizas

¡Por fin ha llegado el momento que tanto esperábamos y ya tenemos a nuestro bebé en casa!

Han sido 9 meses que no han tenido nada de fáciles, pero los hemos recorrido y ahora tenemos que enfrentarnos a la dura tarea de ser mamás; un trabajo que nunca se acaba.

Los primeros días van a ser un completo caos… pero ya te aseguramos que te terminarás adaptando. Queremos ayudarte y por eso te hemos preparado una pequeña lista de consejos que te ayudarán a verlo todo más fácil.

 

 Descansa adecuadamente

Suena a chiste ¿verdad? Pues es de vital importancia que duermas para conseguir la energía que necesitas para enfrentarte a la situación. Si ves que no puedes más, no dudes en pedir ayuda. Apóyate en tu pareja o en los familiares para que te puedan echar una mano.

Además, si necesitas hacer las tareas del hogar pero ves que no llegas o que no puedes, ellos también te pueden ayudar.

La idea es que no te agobies y que vayas encajando la nueva situación poco a poco. Verás como no tardas en hacerte con ella.

 

 ¡El eterno dilema de la ropa!

Vamos a entrar en el tedioso mundo de la ropa del bebé; un extraño proceso en el que acumularemos toneladas de ropa que no les durará más que unas semanas. Sin embargo, esa es la magia que tiene el crecimiento y nosotras siempre vamos a querer que nuestro bebé vista lo mejor posible.

Es de vital importancia que compres prendas de la máxima calidad posible para conseguir que el pequeño siempre esté cómodo.

 

 No te agobies con las visitas

Cómo es lógico, en los primeros días vas a recibir muchas visitas de gente que quiere ver al bebé… pero esto no es bueno para ti.  Si estás cansada y no te apetece recibir a nadie, tan solo lo tienes que decir. Ellos lo van a comprender perfectamente.

Si no te sientes con ánimos de hacerlo tu misma, siempre puedes pedir a tu pareja que los despida de una forma educada.

Estas visitas pueden ser agotadoras por lo que conviene tenerlas controladas.

 

 Intenta disfrutar lo máximo posible

Sabemos que la situación es agobiante… pero también pasa volando. Antes que te des cuenta tienes a tu bebé, ese que había dormido en un cuna y después pasó a una habitación, dando sus primeros pasos de camino a la escuela.

Te recomendamos que atesores hasta el más mínimo minuto que pases con él porque el tiempo pasa y nunca vuelve. Bésalo, abrázalo, achúchalo y pasa mucho tiempo a su lado; el pequeño te reconocerá nada más nacer y no se querrá separar de ti.

Son consejos básicos pero vitales para empezar en el enrevesado mundo de la maternidad.

 

 

 

 

 

También te ayudamos a elegir

Los mejores vigilabebés 2017

Cunas infantiles

Cocinitas de madera