Guía para elegir fresadora

Todo lo que tienes que saber a la hora de comprar una fresadora

En el ámbito de la carpintería, la herramienta fresadora es de las más útiles que podemos encontrar a lo largo del mercado. Se especializa en el arranque de la viruta, consiguiendo diferentes efectos según se pueda llegar a necesitar. Se debe de complementar con lo que se conoce como una fresa, la cual está diseñada en diferentes materiales, precios, con distintas durezas.

Esta fresa se encargará de poder dar forma al corte adecuado para conseguir el trabajo que se necesita.

Se puede usar, por ejemplo, para hacer el agujero a la hora de colocar una bisagra, de una ranura, así como de cualquier otro tipo de elemento relacionado.

 

Para poder lograr este objetivo, la fresadora cuenta con una cierta velocidad que es capaz de conseguir, incluso, llegar a las 30.000 revoluciones por cada minuto. Si comparamos esta velocidad con lo que puede conseguir un taladro, es claramente superior.

Una de las principales características de la fresadora es que ayuda a alisar casi cualquier tipo de superficie, pero sin necesitar de un posterior proceso de lijado.

Guía de compra

Debido a que los trabajos que se pueden llevar a cabo con este tipo de herramientas son variados y de alta calidad, será crucial que analicemos diferentes modelos para poder elegir exactamente el tipo de fresadora que necesitamos, con la particularidad de que hayan sido confeccionadas de la mano de la más alta calidad, pero a precios que se puedan considerar reducidos.

Es por esta razón, por la que hemos creado este extenso texto en donde vamos a analizar algunos de los criterios básicos sobre la compra de una fresadora; además de recomendar en algunos de los mejores modelos que existen en estos momentos.

 

 ¿Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar fresadoras?

 

El uso de una fresadora que quiere detener unos conocimientos específicos en cuanto a su manejo para no incurrir en ningún tipo de accidente. Pero si nunca hemos comprado ninguna, o bien si hace mucho tiempo que no hemos utilizado este tipo de herramienta, necesita canalizar una serie de criterios para poder seleccionar una fresadora moderna, funcional y con un precio que se adapte a tu bolsillo.

 

 ¿Qué tipos de fresadoras existen?

 

Las fresadoras se puede llegar a clasificar dependiendo de varios factores: de la orientación de su eje de giro, de la cantidad de números de veces que tienen para cada operación, o toda otra serie de factores a considerar. Sin embargo, las clasificaciones primeras son las más habituales:

¿Qué es y cómo funciona una fresadora horizontal?

 

Una fresadora universal es aquella que utiliza un específico tipo de fresa que tiene forma de cilindro y que se incluye en un eje con forma horizontal. La propia máquina será la encargada de poder accionarlo en el momento en el que se desee trabajar.

Generalmente, comprar una fresadora horizontal es la opción perfecta para poder obtener perfiles específicos o un tipo de trabajo de ranurado mucho más selecto.

En el caso de elegir este tipo de fresadora, un cliente clave a considerar es determinar cuál debería de ser la profundidad máxima de cada una de las ranuras con las que se vaya a trabajar, ya que estas tendrán unos ciertos máximos a considerar. Esta profundidad vendrá dada por el valor del radio externo de los propios casquillos y por la separación comprendida entre el radio de la fresa que se utilice en el exterior.

 

¿Qué es y cómo funciona una fresadora vertical?

 

Comprar una fresadora vertical puede ser también una buena opción para trabajos profesionales ya que tiene la particularidad de que el eje interno se puede orientar en base a las necesidades del usuario, pero siempre orientándose de forma vertical a la propia mesa en la que estamos trabajando.

En este caso, las fresas de corte que se deben de elegir se montarán en el husillo teniendo una determinada capacidad para poder girar en el mismo eje.

Asimismo, dentro de esta categoría de fresadoras verticales nos encontramos con dos sub clasificaciones que deben de ser examinadas:

 

Fresadoras de torreta (bancada)

 

Una fresadora de torreta se caracteriza por mantener inerte el husillo cuando se está realizando el corte. Así, la única pieza que se moverá será la fresa (horizontal o verticalmente).

 

 Fresadoras de banco fijo

 

Las fresadoras de banco fijo se caracterizan porque tan solo se pueden mover de manera perpendicular al propio husillo, y éste, a su vez, sólo se desplazará de manera paralela a su propio eje.

En otras palabras, consigue un tipo de movimiento mucho más restringido, por lo que nos ayudara a precisar ciertos trabajos mucho más específicos en donde el detalle se considera crucial.

¿Qué es y cómo funciona una fresadora universal?

 

Las fresadoras universales llevan un husillo que se adapta a un cabezal para bien poder hacer que se consigan trabajos de manera vertical, o bien que puedan trabajar de manera horizontal. Para conseguir el trabajo horizontalmente, lleva unas guías determinadas que consiguen dicho movimiento.

Atendiendo a estas características, seguramente te estarás preguntando que porque no todo el mundo compra una fresadora universal, a sabiendas de que se pueda adaptar a prácticamente cualquier tipo de trabajo. Y es que esto tiene su razón de ser ya que el coste puede ser bastante caro, además de que las piezas que se trabajan con las fresadoras universales suelen tener unas dimensiones algo grandes, por lo que no está puesta a disposición de cualquier tipo de persona, especialmente si no tienen la experiencia suficiente.

 

 Y, por último, conoce también las fresadoras especiales

 

Además de las clasificaciones que hemos visto anteriormente, también existen algunas que comparten ciertas particularidades especiales, pensados para trabajos más exigentes:

Fresadoras circulares: Para utilizar este tipo de fresadora se necesita de una mesa circular que tenga la capacidad de girar. Al igual que algunas de las opciones anteriores, se les pueden instalar diferentes cabezales, logrando distintos resultados más o menos específicos.

Las podemos caracterizar diciendo que nos dan una cierta versatilidad a la hora de añadir/quitar algunas piezas de la mesa. Es por esta razón, por lo que también se recomiendan usar solamente en el caso de que ponga de los conocimientos adecuados.

 

Fresadoras copiadoras: Pocas fresadoras son tan especiales como estas. Comprar una fresadora copiadora debe de ser muy tenido en cuenta, ya que solamente se usa en casos algo específicos.

Lo primero que llama la atención de este tipo de herramienta es que cuenta con una mesa de trabajo principal (la que tiene como objetivo aguantar la pieza con la que se está trabajando) y otra mesa auxiliar con diferentes funciones.

Es importante saber, si queremos comprar este tipo de fresadora, que no utiliza un sistema mecánico, sino que o bien es hidráulico, eléctrico o una fusión de los mismos.

 

Fresadoras de pórtico(fresadoras de puente): Se caracterizan por tener un tipo de cabezal que se desplaza en una estructura que ha sido diseñada utilizando un par de columnas situadas en ambos extremos de la mesa de trabajo. Consigue un movimiento vertical/transversal dependiendo de lo que el usuario pueda llegar a necesitar.

Raramente se utiliza a nivel particular, sino más bien a nivel comercial: si la razón de ello es que las piezas con las que trata tiene unas dimensiones algo elevadas.

 

Fresadoras de puente móvil: A diferencia de algunas de las propuestas anteriores, con este tipo de fresadora no se mueve la mesa, sino que en lugar de ella se desplazará una determinada herramienta que nos recuerda bastante a lo que se conoce como un “puente grúa”.

También se suelen utilizar para aquellas piezas que tienen unas dimensiones más que considerables.

 

Fresadoras de madera: Para terminar con este listado de tipos de fresadoras, también nos encontramos con esta especial herramienta que se usa para hacer ciertos trabajos de fresado, compartiendo la característica de que la mesa de trabajo a utilizar, o la superficie en la que se va a trabajar, debe de ser de madera.

 

Para poder trabajar con este tipo de herramienta no se podrá utilizar cualquier tipo de fresa, sino que habrá que adquirir algunas que sean especiales. Por lo general, tienen la característica de disponer de unos dientes más férreos, resistentes y de mayores dimensiones (por ejemplo, tienen unas dimensiones más elevadas que las presas que comúnmente se construyen en material metal).

 

 Clasificación de las fresadoras dependiendo de su número de ejes

 

La clasificación anterior es bastante importante, sí, pero para que tengamos todos los criterios sobre la mesa a la hora de elegir una buena fresadora, también tenemos que echar un vistazo a esta clasificación.

 

 Fresadoras que tienen tres ejes

 

Este tipo de fresadora suele ser el más habitual; el usuario huele moverlas utilizando un sistema de X x Y x Z; es decir, el clásico sistema cartesiano.

 

 Fresadoras que tienen cuatro ejes

 

Al igual que la opción anterior, también se basa en los puntos cardinales básicos. Pero, además, tendremos la posibilidad de disponer de un cierto control sobre la pieza y su giro, estableciendo un punto de origen como referencia (bien puede ser un mecanismo divisor, un plato que gire…).

 

 Fresadoras que tienen cinco ejes

 

A medida que van aumentando el número de ejes, también aumenta la complejidad de la máquina, por lo que suelen ser usadas para elaborar piezas más complicadas.

 

Comprar una fresadora de cinco ejes es perfecta para controlar tanto el giro de las piezas, el nivel de inclinación, así como diferentes aspectos a considerar.

 

Son muy avanzadas, y esto también es algo que se nota en el presupuesto.

 

 Criterios clave a considerar a la hora de comprar una fresadora

 

Ahora que ya sabemos los tipos básicos de fresadoras que existen, y sus clasificaciones, vamos a profundizar en algunos de los aspectos en los que nos podemos basar a la hora de elegir un buen modelo:

 

 Superficie de la mesa de la fresadora

 

Con este dato hacemos referencia al espacio que vamos a tener para trabajar. Éste valor se indica en milímetros y dependerá de las necesidades que cada usuario pueda llegar a tener, así como del uso que le vaya a dar.

Un buen consejo para saber qué fresadora comprar es determinar exactamente las dimensiones de las piezas con las que vamos a trabajar. Si tenemos piezas muy pequeñas, contar con una mesa excesivamente grande será desaprovechar el espacio.

 

 Peso de la mesa de trabajo

 

Cuando compramos una fresadora, en la propia ficha del producto se nos informará sobre el peso básico que es capaz de soportar. Aquí se debe de tener en cuenta tanto el peso de las propias piezas, así como de las herramientas que estén encima de la mesa en ese momento.

Si vamos a superar el valor de peso recomendado, o si bien nos vamos a quedar demasiado justos, lo mejor que podemos hacer es comprar un modelo con mayor resistencia.

 

Restricciones de la mesa (avances)

 

Con este criterio podremos saber de qué manera la mesa se puede desplazar, o bien longitudinalmente, o bien transversalmente.

Para poder entender los datos que aparecen en este criterio, tenemos que considerar que el valor de X hace referencia a un desplazamiento longitudinal y el de Y es transversal.

Si has prestado atención a las clasificaciones anteriores, encontrábamos algunos modelos que utilizaban otras dimensiones. Por ejemplo, se puede utilizar la dimensión Z(o cualquier otro tipo de letra) para saber cuánto tiempo puede tardar en determinar algún tipo de acción.

 

 Velocidad

 

Dependiendo del trabajo que se vaya a realizar, necesitaremos contar con una mayor o menor velocidad. Por ejemplo, si es un trabajo delicado, es posible que nos lo queramos tomar con calma para evitar que podamos causar algún tipo de destrozo. Sin embargo, sí es un trabajo metódico que más o menos controlamos, seguramente queramos elevar la velocidad lo máximo posible.

Es importante que sepas que, cuando se compra una fresadora, existen modelos que tienen más o menos velocidades. Cuantas más velocidades tengan, más modelos de fresas podremos utilizar. En otras palabras, tendremos mayores posibilidades de conseguir ese corte perfecto.

 

 Potencia de la fresadora

 

La potencia de la fresadora se suele medir en kilos, pero si es demasiado elevada, quizás se utilice el valor de toneladas.

En realidad, cuando hablamos de la potencia del motor de la fresadora, también nos estamos refiriendo a la relación entre velocidad/profundidad que puede conseguir la propia fresa.

Podemos establecer que cuanto mayor sea la potencia de la fresadora/fresa, mejor corte conseguirá.

Dependiendo del tipo de pieza que se vaya a tratar, sobre todo aquellas que son duras, o que tienen una gran medida, se necesitará una fresa más o menos específica.

 

Dimensiones de la fresadora

 

Aquí nos encontramos con una confusión bastante importante y es que solemos pensar que las dimensiones de la fresadora es lo mismo que las dimensiones de la mesa, pero nada más lejos.

Aquí estamos hablando del aparato en sí, y tendremos que tener en cuenta el tipo de pieza a tratar, nuestra habilidad, su ergonomía…

 

 Peso de la fresadora

 

El peso de la fresadora va unido a las dimensiones para lograr la máxima comodidad en el momento en el que está siendo utilizada. Es importante que busquemos el valor conocido como “peso neto”. Es decir, el peso en el que nos incluyen y el embalaje, ni ningún otro tipo de herramienta que podamos colocar encima.

 

 Distancia entre el husillo y la mesa

 

Quizá con este título algo técnico para el encabezado puede que no tengamos muy claro lo que nos estamos refiriendo: lo tenemos que ver cómo el valor que va a decirnos la altura de la pieza con la que vamos a tratar. En el caso de que la distancia de la mesa y el husillo no sea muy elevada, tan sólo podremos tratar piezas pequeñas.

Una vez más, el hecho de saber qué tipo de pieza vamos a tratar es algo que deberíamos conocer desde el primer momento

.

 Portaherramientas

 

El porta-herramientas lo podemos comprar, o bien en forma cónica, o bien en forma cilíndrica. Dependiendo del efecto que se busque, elegiremos la mejor opción.

 

Consideraciones a prestar atención sobre el peso y el tamaño de la fresadora

 

Aquí hay un punto en el que nos queremos detener porque muchas de las personas que quieren comprar una fresadora, especialmente si no tienen muchos conocimientos.

Algunas piensan que, para empezar, podrían decantarse por un modelo que no tuviera una dimensiones demasiado extensas, bien porque su presupuesto no es demasiado elevado, o bien porque todavía no tiene los conocimientos como para manejar este tipo de máquina.

El problema de comprar una fresadora pequeña es que nos hará falta un determinado espacio para poder proceder con su montaje, la mesa, conseguir que los sistemas de sujeción tengan la estabilidad adecuada, así como toda una serie de consideraciones a pensar.

Además, también tendremos que analizar si todas las herramientas que necesitamos van a caber en la propia mesa, si va a amortiguar las vibraciones, si va a ser ergonómica.

Es por esta razón, por la que, después de hacer todas las adaptaciones, si nos damos cuenta de que el modelo no se ajusta a nuestras necesidades, probablemente nos habría valido la pena haber invertido por un modelo mucho más avanzado.

No te decimos que siempre valga la pena empezar por comprar una fresadora profesional pero, si prevemos que le vamos a dar un uso intensivo, probablemente sea la mejor opción.

 

 Consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de fresa con la que vamos a trabajar

 

En el momento en el que ya sepamos el material que vamos a usar, habrá que determinar el tipo de fresa que nos ayude a lograr el resultado esperado. Además, debes de saber que no existen las fresas universales, pudiendo encontrar modelos que tan sólo serán compatibles con máquinas específicas.

 

 Fresas recomendadas para fresadoras horizontales

 

 Fresas cilíndricas

 

Dentro de esta categoría podemos encontrar dos grandes tipos:

-Por un lado tenemos aquellas fresas que tienen tres cortes con un dentado helicoidal alterno, siendo más específicas y mucho más variadas que otros modelos. Por lo general, se confeccionan en material acero, aunque pueden estar disponibles en muchos otros.

Consiguen un tipo de corte selecto, distinguido, para hacer una ranura específica para darle diferentes usos.

-Por otra parte, también tenemos aquellos tipos de fresa en modo sierra, perfectas para poder separar determinadas piezas, para hacer cortes algo más profundos de lo normal…

Fresas recomendadas para fresadoras verticales

 

Tipo cilíndrico: El tipo cilíndrico está pensado para poder hacer agujeros, perfiles, o caras específicas.

 

Al igual que las opciones anteriores, podemos encontrar este tipo de fresas disponibles en toda una gran cantidad de materiales, pero el más recomendado es el nitro duro de titanio, ya que tiene una larga resistencia al paso del tiempo y, además, un precio bastante interesante.

 

Del tipo dos dientes: Por su parte, estas fresas se utilizan para tratar ciertas ranuras y/o cavidades.

 

Del tipo madrilar: Ayudan a conseguir un trabajo mucho más rápido. Para lograrlo, tienen una gran dureza, estando preparadas para poder trabajar con, incluso, aquellos materiales que mayor resistencia puedan llegar a presentar.

 

Con dientes postizos: Pero si el material que estamos trabajando es incluso más duro para poder tratarlo con los tipos anteriores de fresas, entonces nos encontramos estos modelos del tipo “dientes postizos”.

 

Por lo general, para fabricarlos se utilizan materiales tipo HSS o bien carburos metálicos.

 

No sólo tenemos que considerar la fresa a utilizar, sino también que las podamos utilizar en las máximas condiciones de seguridad. Es crucial estar seguros de que no se van a desplazar el momento en el que estamos trabajando. Para ello, un buen recurso consiste en comprar unas mordazas que nos ayude a poder apretar las fresas de la forma en la que nos hace falta.

Ahora bien, es muy importante que no las aprietes en exceso, sobre todo si necesitas hacer el cambio de piezas de manera común.

En el caso de que tengas algún tipo de duda, busca ayuda profesional.

 

 ¿Cuánto cuesta una fresadora?

 

Cuando ya hayamos tenido en cuenta todos los factores anteriores a la hora de comprar la fresadora, entonces tendremos que pensar en el coste, y esto dependerá las prestaciones que nos hagan falta, así como de lo que queremos gastar en la herramienta.

No te podemos orientar con un precio fijo porque en el mercado podemos encontrar desde aquellas propuestas que las encontramos disponibles por precios reducidos de 40 € (con prestaciones algo simples y no siempre dándonos la calidad que necesitamos), hasta otras propuestas que podrían tener un coste, incluso, superior a los 400-500 €.

¿Entonces cuál es la mejor opción? Podemos elegir una opción que sea intermedia: es decir, una fresadora que se haya fabricado planeando su máxima resistencia al paso del tiempo pero, además, que logre una estructura loma resistente posible para que pueda aguantar el máximo tiempo sin deteriorarse.

 

Conclusión sobre comprar un modelo de fresadora

 

A modo de resumen, por si acaso no te quieres leer todo el texto anterior, o bien se te ha olvidado lo más importante, debemos de centrarnos en elegir una buena relación entre el peso/tamaño, así como conocer el tipo de material que vamos a tratar, y las técnicas de corte que necesitamos usar con él. Solo de esa manera podremos seleccionar tanto la fresadora que se ajuste a esas necesidades, como el tipo de fresa más recomendada.

Recuerda que el mercado no nos lo va a poner fácil; y es que, aunque existen toda una gran cantidad de modelos, de grandes marcas, que nos pueden ayudar a elegir el modelo de fresadora adecuada, cada uno tiene sus propias prestaciones que habrá que tener en cuenta.

 

 Guía básica para aprender cómo utilizar una fresadora

 

Si ya has comprado la fresadora, aunque tengas mucha experiencia en su utilización, nosotros te vamos a dar algunos consejos para usarla:

  • Colocando el material a trabajar: Lo primero que vamos a hacer es colocar el material con el que vamos a trabajar. Recuerda que, como las fresadoras pueden trabajar a un número de revoluciones elevado, el material siempre tendrá que estar firme en la mesa para evitar accidentes. Si hay algo que evita que el movimiento de la fresadora pueda funcionar de la forma la desespera, tendremos que apagar la máquina y solucionar el problema antes de seguir.
  • Empezando a trabajar: En el momento en el que hayamos colocado correctamente el material, situaremos la fresadora en la posición adecuada y bloquearemos la fresa hasta conseguir la profundizad que nos hace falta. Encendemos la máquina y empezamos a trabajar. Debes de recordar que el motor de la herramienta tan sólo tiene una dirección: si no la movemos de la forma en la que deberíamos, posiblemente afectará a la máquina
  • Dejando la fresadora: Cuando hayamos terminado de utilizar la fresadora nos encargaremos de desbloquear la caja del motor para que la fresa pueda ocultarse. Recuerda que siempre hay que desenchufar la máquina del tendido eléctrico. Asegúrate, para que el siguiente usuario no pueda tener ningún accidente, de que la fresa se encuentre bloqueado en todo momento. Si está suelta, o no te terminas de fiar, revisa por si acaso.

 

Teniendo en cuenta todas las consideraciones anteriores, y todos estos consejos sobre su uso, estás listo/a para conocer los siguientes modelos de fresadora y poder decantarte por los mejores:

 

 

Bosch POF 1200 AE

 

Este modelo de fresadora está pensado tanto para poder darle un uso particular, como bien profesional. Puede trabajar con materiales muy densos para dar forma, perfilar o conseguir toda una gran cantidad de efectos especiales.

Cuenta con un motor con una potencia máxima de 1200W, pudiendo operar en rangos de entre los 11.000 y los 28.000 rpm.

Una de las claves de este modelo es que nos asegura la máxima comodidad y seguridad, tanto como cuando la estamos usando para trabajar, como para cuando tenemos que hacer el cambio de fresa. Y para lograrlo, cuenta con una función conocida como “Bloqueo automático”.

También es un modelo ergonómico, contando con empuñaduras especiales que se amoldan a nuestra mano. También dispone de una palanca que si la activamos tendremos listo el bloqueo de seguridad manual.

Para evitar que las virutas puedan llegar a entorpecer nuestra visión, dispone de una cubierta especial que nos protege ante ella, así como del polvo. Por si fuera poco, dispone también de una toma en la que se le puede conectar un aspirador para retirar el polvo cuando haga falta.

En cuanto a sus medidas, estas son exactamente de 29 cm x 29 cm x 17 cm y pesa 3,1kg.

La podemos elegir entre 3 colores diferentes pudiendo adaptarse a los criterios estéticos del momento.

 

 Opinión del cliente

 

La fresadora perfecta para poder trabajar con un rendimiento medio-alto. La llevo usando un par de meses y de momento todo OK.

(Manuel Espudela, Galicia)

 

107,82€
Envío gratuito
Última actualización: diciembre 13, 2017 12:49 am

 

Bosh POF 1400 ACE

Nuestra segunda propuesta es este modelo de la marca Bosh, con una sólida estructura que está pensada para aguantar el máximo tiempo posible al paso del tiempo.

Tiene un motor de 1400W, logrando un valor de potencia útil asociado de 650W, y una velocidad de giro de vacío que oscila entre los valores 11.000 y 28.000 rpm.

Para ajustar la fresa dispone de innovador sistema conocido como SDS (que ha patentado Bosh), que ayudará a colocar el casquillo y a quitarlo muy fácilmente, sin complicaciones.

Para iluminar la zona de trabajo, la fresadora dispone de 2 leds de iluminación; perfectos para conseguir un trabajo muy fino.

Gracias a sus dos grandes empuñadoras podemos conseguir accionar la fresadora siempre en las máximas condiciones de seguridad.

Funciona con conexión directa a la toma eléctrica, mide 34,7cm x 7cm x 22cm y tiene un peso exacto de 3,5kg.

La podemos conseguir por un precio muy ajustado.

 

 Opinión del cliente

 

En mi tiempo libre realizo muchos trabajos relacionados con el bricolaje, por lo que necesitaba de un modelo de fresadora a nivel profesional… pero sin que tuviera que gastarme demasiado. Después de mucho buscar, he encontrado esta fresadora que se adapta exactamente a lo que quería.

(Pablo Alberto, Alicante)

 

Última actualización: diciembre 13, 2017 12:49 am

 

Einhell TH-RO 1100 E – Fresadora (1100 W, tensión: 230 V, velocidad: 11000-30000 rpm)

 

Esta fresadora se encuentra entre las más populares de a lo largo de todo el sector. Y es que se le ha integrado con una enorme serie de prestaciones que no dejan a nadie indiferente.

Con una potencia de motor de 1100W y contando con siete niveles de fresado, lograremos hasta los resultados más profesionales sin tener que complicarnos.

Cambiar de fresa nunca había sido tan sencillo: y esto lo podremos hacer gracias a que dispone de una función para que se bloquee su husillo.

Para asegurar su máxima permanencia al paso del tiempo, el pie se ha revestido de plástico, logrando trabajar con los materiales más complicados sin ni tan siquiera inmutarse.

Para conseguir la máxima sujeción de las fresas, se pueden introducir pinzas con unas dimensiones de hasta 8mm, que dependerá del tipo de trabajo que se vaya a hacer.

También nos ofrece un protector que ayudará a evitar que las virutas o el polvo puedan afectar al resultado del trabajo.

Pesa 3,6kg y mide 28,7cm x 14,4 cm x 23cm, siendo la herramienta perfecta tanto para el hogar, como para la empresa.

 

 Opinión del cliente

 

Si estás buscando una fresadora que opere a nivel profesional, pero no tienes un presupuesto muy elevado, echa un vistazo a las características de esta porque seguro que te interesa.

 

 

 

Makita 3709 – Fresadora De Cantos 530W 30000 Rpm Pinza 6 Mm 1.5 Kg

 

Cuando queremos comprar una fresadora, lo primero que tenemos que buscar es una estructura que sea resistente, para asegurarnos que va a estar en las mejores condiciones en todo momento, a pesar de que le podamos dar un uso intenso.

Es por ello, por lo que nosotros te ofrecemos este modelo que ha sido fabricadas con materiales de primerísima calidad, pensada para durar mucho tiempo a tu lado.

Su motor logra una potencia de 530W con 30.000rpm. Una de las claves de esta fresadora es que dispone de un sólido sistema que evita deslizamientos, para conseguir el manejo más cómodo posible, así como un agarre perfecto.

Para lograr la precisión más absoluta, la fresadora incluye una fresa recta de 6m, 2 llaves fijas y una guía de recorte; con todo ello, cambiar la fresa será un paseo.

Sus dimensiones son de 10 cm x 30 cmx 6 cm y pesa 1,5kg, por lo que es manejable y fácil de instalar.

 

 Opinión del usuario

 

Reconozco que hace tan solo unos meses ni tan siquiera había escuchado hablar de lo que era una fresadora… pero ahora me dedico a esto y necesito un modelo potente para hacer trabajos profesionales. Después de probar varios modelos, me quedo con este sin duda.

(Adrián Ortego, País Vasco)

Última actualización: diciembre 13, 2017 12:49 am

 

Makita RP2300FCX – Fresadora Electronica De Superficie 2300W 9000-22000 Rpm Pinza 12 Mm 6.1 Kg

 

Otra de las propuestas que te queremos hacer es esta interesante fresadora cuyo motor se ha actualizado en base a un modelo anterior, para lograr siempre los mejores resultados. El motor actualmente nos ofrece una potencia de 2300W, obteniendo un resultado casi perfecto.

También cuenta con un elástomero, un elemento que ha sido diseñado para evitar que las vibraciones se extiendan por la estructura, las absorbe, pudiéndonos dar la posibilidad de usar el dispositivo durante mucho tiempo sin que nos cansemos.

Una de sus claves es que cambiar la fresa no podía ser más sencillo; tiene una función de bloqueo de eje que podemos activar en el momento en el que lo queramos hacer; fácil y seguro.

Tiene un peso de 6kg y mide 40 cm x 37,5 cm x 27 cm; además, tiene toda una serie de accesorios para poder complementar su uso.

 

 Opinión del cliente

 

Ya es la tercera fresadora que he comprado en el 2016 y las anteriores no me han durado mucho. De momento me convence y la verdad es que está aguantando bastante bien. Me ha salido a cuenta.

(Alberto Osterraica, Andorra)

 

 

Makita RT0700C – Fresadora eléctrica (24 voltios) 

 

A  la hora de buscar las mejores fresadoras, son tantas las opciones que encontramos que no siempre es sencillo poder encontrar el modelo adecuado. Makita es una marca líder en este tipo de producto, por lo que ya te garantizamos que puedes confiar en ella.

Este modelo nos ofrece una potencia de motor de 710W, con entre 10.000-30.000rpm.

El motor ha sido diseñado para ofrecerla máxima potencia posible pero, además, absorber las diferentes irregularidades que pueda llegar a presentar. De esta manera, usar la fresadora siempre será lo más cómodo posible.

Por otra parte, dispone de un mango ergonómico que ha sido pensado para adaptarse a nuestras manos, logrando la máxima comodidad, incluso, cuando haya que tratar con materiales más robustos.

Para complementar lo anterior, debes de saber que dispone de una toma en la que se puede conectar un aspirador para ir quitando el polvo que se concentre.

Pesa 3,2kg y mide exactamente 24 cm x 14,7 cm x 19 cm, para que te puedas hacer una idea de en dónde te puede llegar a caber.

 

 Opinión del cliente

 

Si buscas una fresadora funcional, práctica, y con buen precio, el modelo de Makita es 100% recomendado.

(Vanessa Pololá, Guardamar del segura)

 

Proxxon MF 70 – Micro fresadora Proxxon 

 

El penúltimo modelo de esta lista es esta fresadora también fabricada de la mano de una de las marcas más conocidas de a lo largo del mercado. Está fabricada utilizando como material básico el aluminio duro, pensada para aguantar el máximo tiempo posible.

Su motor tiene una potencia de 100W, con un consumo de 220-240V y un nivel de ruido de 50-60Hz aproximadamente.

Además, tiene asociada una velocidad de trabajo que se ajustará a la perfección a lo que queramos hacer, oscilando entre los 5000-20000 rpm.

Es la opción perfecta para operar con seguridad; tiene unas pinzas que ajustan la fresa de la forma en la que se espera y dependiendo del trabajo que se quiera llevar acabo.

Logra un desplazamiento de carro muy suave, potenciando la ergonomía y la comodadid.

Tiene unas dimensiones de 130 x 225 mm, un peso de 7kg y unas prestaciones que en pocas fresadoras se puede llegar a ver.

 

 Opinión del cliente

 

Reconozco que buscaba una fresadora que no fuera muy cara, pero con buenas prestaciones. Después de analizar varias comparativas, descubrí que este modelo conseguía exactamente lo que había estado buscando.

(Féliz Fernández, Galicia)

 

Silverline Silverstorm – 124799 Fresadora 1/2″ 2050 W 

 

Y terminamos con este tipo de fresadora que ha sido pensada para poder darle un uso profesional, intensivo, y trabajar con una gran variedad de materiales. Una de sus claves es que la marca nos ofrece hasta 3 años de garantía en este  y en todos sus modelos por lo que, si en un momento dado no funciona bien, podemos tramitarla sin problema

Alcanza una potencia de motor máxima de 2050W, perfecta para poder hacer hasta los trabajos más complicados y alcanzar profundidades más intensas.

Tiene unas dimensiones muy ajustadas y un peso exacto de 9kg, perfecta para poder usarla siempre de la forma más cómoda posible.

 

Opinión del usuario

 

Si buscas un modelo de fresadora en el que pueda confiar, este te da calidad, buen precio y la marca es reconocida, por lo que no se le puede pedir más.

(Antonio Polo, Aguada)

Si quieres comprar una fresadora de calidad, echa un vistazo a todas esas propuestas.

 

Haz click aquí para comparar diferentes modelos de mesas de fresado.